Menestra de verduras y jamón ibérico

Verduras

Buenas!! El señor Tartufo llevaba un buen tiempo deseando hacer una menestra de verduras y Jamón Pata Negra, pero no encontraba la ocasión ya que a la señora Tartufo no le entusiasman demasiado las verduras en ese formato.

Pero llegó el día que el señor Tartufo estaba dando vueltas por el mercado, viendo las verduras y hortalizas en todo su esplendor de color, y ya no se pudo resistir más. Y ese fue el día en el que preparamos esta receta de Menestra de verduras con jamón. Se trata de una receta sencilla, muy rápida y muy resultona. Sobre todo porque es muy vistosa, con todo el colorido que le aportan los vegetales.

Este concepto de menestra es el que prepara el Lorentzero (Loren Herrero) en la sociedad gastronómica de pescadores y cazadores Basollua, de la que es cocinero.

La única pega es que estamos fuera de temporada de alcachofas, por lo que no se encuentran frescas en el mercado por lo que nos hemos hecho con unas en conserva. Igual nos ha pasado con los guisantes, que tampoco estaban en temporada y hemos cogido unos congelados de buena calidad. Afortunadamente, existe una magnífica variedad de conservas y congelados en el mercado, que nos permite poder comer este tipo de verduras de temporada en cualquier época del año, manteniendo su sabor y gran parte de sus propiedades nutricionales.

La sencillez de este plato radica en que podemos jugar con los ingredientes. Es decir, que vemos en el mercado que las berenjenas tienen una pinta estupenda… se las ponemos, que vemos que no nos gusta el brócoli… lo sustituimos por otra cosa, que nos apetece comer alcachofas y no están de temporada… las ponemos en conserva. Y así un largo etc.

Pero el con el jamón no voy a escatimar y voy a compra Jamón Ibérico.

Ahí va la receta!

Ingredientes:

Ingredientes
  • 100 gr de habichuelas (judías verdes)
  • Una zanahoria
  • Un calabacín
  • ½ brócoli
  • Una papa (patata)
  • Una cebolla
  • 100 gr de guisantes
  • 100 gr de alcachofas
  • 50 gr de jamón o paleta ibérica en tacos
  • Un huevo
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Para empezar, ponemos un cazo amplio con abundante agua a hervir y otro pequeño (también con agua) en el que coceremos los guisantes. Mientras lavamos y troceamos la zanahoria, el calabacín y las habichuelas en brunoise (pedazos de tamaño medio). La cebolla la cortamos en mirepoix (muy pequeña). Desgajamos el brócoli y lo lavamos en profundidad. Cortamos las papas (patatas) en cuadros no demasiado pequeños.

Troceados
Troceados

Escurrimos las alcachofas y las pasamos primero por harina y luego por el huevo batido. Ponemos una sartén con abundante aceite y, cuando esté bien caliente, freímos las papas (patatas), cuando estén doradas las retiramos y las ponemos en un papel secante para que pierdan el exceso de grasa y reservamos. Aprovechamos ese mismo aceite para freír las alcachofas. Cuando estén doradas las ponemos a escurrir en un papel secante para que pierdan el exceso de grasa y reservamos.

Alcachofas
Alcachofas

Ponemos los guisantes en el cazo pequeño durante tres minutos (después de que el agua haya roto a hervir). Los sacamos y los refrescamos con hielo para que no pierdan su color.

En el cazo grande introducimos la zanahoria, el calabacín y las habichuelas que teníamos cortadas. A nosotros nos gusta al dente pero cada uno que la deje al punto que sea de su gusto. Hay que tener en cuenta que la zanahoria es el vegetal más duro, luego la habichuela y  por último el calabacín, así que hay que ponerlos en el agua en ese orden, puesto que cada uno tiene sus tiempos de cocción. Por último añadiríamos el brócoli que es lo que menos tiempo tarda en cocinarse. Escurrimos toda la verdura y reservamos.

Por otro lado, ponemos al fuego una sartén con un buen chorro de aceite. Agregamos la cebolla y pochamos. Cuando esté doradita añadimos el jamón ibérico en tacos.

Menestra cebolla y jamón
Menestra cebolla y jamón

Ahora cogemos la mitad de los guisantes que teníamos reservados y los ponemos en el vaso de la batidora, agregamos el caldo de cocción hasta cubrirlos. Trituramos hasta obtener un puré fino que nos servirá para engordar un poco el caldo de la menestra. El resto de los guisantes, ya escurridos, se los añadimos a las verduras. A continuación ponemos también nuestras verduras, las papas, las alcachofas rebozadas y el puré de guisantes.

Si nos gusta un poco más caldoso, podemos aprovechar el agua de cocción de las verduras. Cocinamos todo junto durante unos minutos más para que el caldo coja cuerpo y salpimentamos al gusto.

*Nota: si nos sobra menestra para otro día, debemos guardar el caldo de cocción de las verduras ya que nos servirá para calentarla.

Y a comer!

Menestra terminada
Menestra terminada

Alcachofas en salsa con jamón ibérico y berberechos

Alcachofas con jamón y berberechos

Alcachofas en salsa con jamón de bellota ibérico y berberechos. Hoy les presentamos un plato de verdura muy sencillo y que nos proporciona una forma diferente de comer vegetales.

Como hemos dicho muchas veces, nos gusta practicar la cocina de mercado y así surgió la elaboración de esta receta. Simplemente paseábamos por el mercado, vimos unas alcachofas con una pinta estupenda y la cabeza del señor Tartufo se puso a maquinar pensando que podía hacer con ellas hasta que se le ocurrió prepara esta receta.

Las alcachofas son una importante fuente de fibra, no en vano están compuestas mayoritariamente por agua e hidratos de carbono, de los cuales la mayor parte es fibra. Dichas características la convierten en un alimento ideal para cualquier dieta baja en grasas; por todos es conocida la popular dieta de la alcachofa.

Así que si gustas de los vegetales, de la comida sana y sencilla anímate a probar esta receta.

* Nota: la temporada de las alcachofas está terminando (desde otoño hasta primavera) así que van a tener que darse prisa si quieren preparar esta receta. Si no, pueden esperar hasta el próximo otoño época en la que las alcachofas están en pleno esplendor.

 

Ingredientes
Ingredientes

Ingredientes:

  • 4 alcachofas
  • 10 berberechos
  • 4 lonchas de jamón de Jabugo
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Un limón
  • 100 ml de vino blanco
  • ½ cucharada de harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

Elaboración:

Para comenzar pelamos las alcachofas, quitamos los pelitos que tienen el centro (resultan muy desagradables al paladar una vez cocidas) y las vamos frotando una a una con el limón cortado por la mitad para que no se nos oscurezcan.

Mientras ponemos una cazuela con agua y sal en el que introduciremos las alcachofas enteras durante aproximadamente 15 minutos (depende del tamaño de la alcachofa). Se sabe que están listas pinchando la parte superior de la alcachofa que debe estar tierna. Escurrimos y reservamos.

Alcachofa
Alcachofa

Ponemos a hervir el vino blanco en un cazo. Cuando esté en ebullición agregamos los berberechos hasta que estén abiertos y los retiramos rápidamente del fuego (o se nos pasarán). Desconchamos los berberechos y los reservamos. Guardamos el vino resultante de la cocción.

Berberechos
Berberechos
Berberechos
Berberechos

 

 

 

 

 

 

 

 

Cortamos la cebolla en mirepoix (muy fino) y la ponemos a sofreír en un cazo con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté medio pochada añadimos el ajo y dejamos sofreír sin que llegue a coger color.

Agregamos la harina y la tostamos un poco y a continuación agregamos un chorrito del vino donde habíamos cocinado los berberechos y un par de cucharones (o cazos) del caldo dónde hemos cocido las alcachofas, hasta que obtengamos la textura que deseamos. Rectificamos de sal (no debería llevar sal ya que los berberechos ya le aporta suficiente sabor) y retiramos del fuego.

Cortamos las alcachofas por la mitad y las introducimos en la salsa y ponemos encima los berberechos, los cuales bañaremos con la salsa para que se calienten.

Presentamos las alcachofas en un plato con los berberechos encima, acompañadas de las lonchas de jamón pata negra cortadas por la mitad. Agregamos un poco de salsa y un chorrito de aceite de oliva.

Alcachofas con salsa
Alcachofas con salsa
Alcachofas con salsa
Alcachofas con salsa

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos que les guste!

Croquetas

preparación corquetas 7

Buenas! La receta de hoy es de esas que cada uno cocina un poco a su manera. De esas que saben cocinar todas las mamás. De esas que gustan a casi todo el mundo. Las croquetas!!!

Se cree que la receta de la croqueta procede de Francia pero ha sido en España y en los Países Bajos donde se ha extendido su consumo. Sin embargo, existen variantes de este plato en casi todas las gastronomías del mundo: desde Alemania hasta Japón. En todas las recetas hay dos factores comunes: el relleno que usualmente consta de una bechamel y tacos más o menos grandes de pescado, carne, papa o verdura y la cobertura realizada a base de huevo y pan rallado. A lo largo de los años se han popularizado gracias a su versatilidad, lo fáciles y lo baratas que son de hacer. Además resultan un recurso estupendo a la hora de aprovechar los restos de otras comidas (pollo asado, cocido, puchero, caldo de gallina, sancocho de pescado, etc.).

Se piensa que el término croqueta se acuñó por el sonido que se escucha al morderla por el crujiente que les aporta el pan rallado.

Como aperitivo, como tapa, como pintxo, o incluso como plato principal acompañadas de una ensalada. La versatilidad de las croquetas es infinita. En nuestro país las más habituales son las de pescado pero el ingrediente principal varía según la zona: en Canarias son comunes las de cherne, en Andalucía se acostumbra hacer las de pringá (con la carne sobrante del puchero), en el País Vasco son conocidas las de bacalao, en Madrid las de jamón serrano y las de cocido y en Asturias utilizan su famoso queso de Cabrales.  Además, y gracias a que hoy en día tenemos de todo en todas partes, podemos encontrarnos en cualquier bar la típica croqueta de atún, de pollo asado, de jamón cocido, de espinacas, de setas o incluso los mejillones tigre que no son más que otra versión de la croqueta tradicional.

Existen dos aspectos importantes a la hora de su cocción: la bechamel y la destreza a la hora de freírlas. Deben quedar cremosas en su interior y crujientes por fuera.

En este caso hemos escogidos tres variantes: jamón serrano, bacalao y verdura. Para ello hemos realizado una receta base, una clásica bechamel que además que nos sirve para cocinar croquetas del sabor que nos apetezca.

Como hemos dicho cada uno cocina las croquetas a su manera. En casa seguimos la misma receta (la receta base que ya hemos nombrado) y que siempre es la misma. A partir de ella vamos variando el resto de los ingredientes. Las croquetas siempre nos quedan igual de buenas porque siempre seguimos esta receta. Este plato nos sirve para explicar la importancia de una buena receta y de seguirla al pie de la letra. Si damos con “la receta perfecta” lo único que tenemos que hacer es llevarla a cabo siempre de la misma manera.

Espero que se decidan a probar nuestra receta maestra.

Croquetas

 

 

Ingredientes:

Para la bechamel:

Un l y 1/2 de leche

200 gr de mantequilla

160 gr de harina

60 gr de harina de maíz

Para el empanado:

3 huevos

1/2 kg de pan rallado

Para los sabores:

–          De verdura:

o   Zanahoria

o   Cebolla

o   Pimiento verde

o   Calabacín

–          De pescado:

o   Bacalao desmigajado y desalado

o   Perejil

o   Puerro

–          De Jamón de Bellota :

o   Jamón de bellota en lonchas

 

Ingredientes corquetas

Las cantidades dependen de cada uno. Habrá a quién le guste con muchos tropiezos y a otros les gustarán sólo con un ligero toque. Nosotros usamos 120 gr de cada mezcla (360 gr en total para toda la bechamel que preparamos) y nos quedaron bien cargaditas.

Además necesitaremos:

Aceite de oliva

Sal

 

Preparación:

Receta base:

Para empezar ponemos la leche a calentar en un recipiente y en otro la mantequilla a derretir a fuego medio para que no se queme.

A continuación, debemos tamizar las harinas y las incorporamos a la mantequilla ya fundida. Batimos con una varilla hasta que la mezcla haya absorbido bien toda la harina y esté homogénea.

Ingredientes corquetas 2

Ingredientes corquetas 3

 

 

 

 

A continuación vertemos un poco de leche y removemos bien hasta que no quede ningún grumo. Seguimos agregando la leche poco a poco y sin dejar de remover. La técnica sería la siguiente: echar una pequeña cantidad de leche y remover, volver a echar más y volver a remover y así sucesivamente. Es importante no añadir toda la leche de golpe o nos sería imposible deshacer los grumos y nuestras croquetas quedarían con desagradables tropezones de harina.

Dejamos cocer la masa a fuego muy bajo durante 15 minutos y removiendo muy a menudo ya que es fácil que se queme. Retiramos del fuego y agregamos el sabor deseado.

preparación corquetas 1

En nuestro caso dividimos la bechamel en tres partes iguales, una para cada sabor de croqueta que íbamos a preparar.

Croquetas de verdura:  preparación corquetas 2

Cortamos la cebolla, la zanahoria, el calabacín y el pimiento en brunoise (trozos pequeños). Al mismo tiempo ponemos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente agregamos la verdura, respetando los tiempos de cocción de cada ingrediente (primero la zanahoria, a continuación la cebolla, después el pimiento y por último el calabacín). Sofreímos bien y cuando la verdura esté pochada la retiramos del fuego y la ponemos en un colador para quitar todo el exceso de aceite (o nuestras croquetas quedarían muy grasientas). Mezclamos en un bol la verdura con la bechamel y rectificamos de sal. Tapamos y dejamos enfriar en la nevera.

 

preparación corquetas 4
Para croquetas de bacalao

Croquetas de bacalao:

Cortamos el puerro en brunoise y el bacalao en taquitos pequeños. Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite y cuando esté caliente agregamos el puerro; cuando esté blando añadimos el bacalao. Sofreímos y cuando esté todo pochado lo ponemos en un colador para escurrir el exceso de aceite. Cortamos el perejil muy pequeñito y lo añadimos a la masa. Ponemos en un bol nuestra mezcla con la bechamel y removemos bien. Rectificamos de sal, tapamos y dejamos enfriar en la nevera.

 

Croquetas de jamón de bellota : preparación corquetas 5

Cortamos las lonchas de jamón serrano en trocitos pequeños. En un bol mezclamos el jamón con la bechamel. En este caso no será necesario rectificar de sal ya que el jamón ya le aporta suficiente sabor a las croquetas. Tapamos y dejamos enfriar en la nevera.

 

 

 

Lo habitual es dejar la masa preparada de un día para otro para que se endurezca bien y nos permita trabajarla para hacer las bolas de las croquetas. Damos forma, las metemos en huevo y a continuación las pasamos por abundante pan rallado. Es importante realizar el paso del huevo al pan con celeridad para que éste quede bien impregnado, sino el huevo se escurriría y el pan no se adheriría bien a la masa. Nosotros las boleamos de diferentes formas para diferenciarlas, y como no, para darles un toque original. Disponemos las croquetas en una bandeja y las ponemos en el congelador.

A la hora de freír las croquetas debemos tener en cuenta que habrá que sacarlas del congelador con un par de horas o tres de antelación o nos quedarían doradas por fuera pero frías por dentro.

preparación corquetas 6

Dispondremos una sartén o freidora con abundante aceite bien caliente e iríamos añadiendo las croqueta una a una para que no baje la temperatura del aceite o se romperían. Dejamos escurrir en un papel secante y a disfrutar.

preparación corquetas 7

Ensalada de salmón y patata con salsa de rábano y yogur

Ensalada de salmón y patata con salsa de rábano y yogur

Ensalada de patata y salmón
Ensalada de patata y salmón

Ingredientes:

Ingredientes
Ingredientes
  • 4 patatas pequeñas
  • 4 lonchas de salmón ahumado
  • 4 rábanos
  • Un yogur natural
  • Un limón
  • Una cucharadita de eneldo
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

 

 

Elaboración:

Lavamos las patatas y las guisamos enteras y con cáscara en un cazo con agua hasta cubrir con un puñadito de sal. Cuando las patatas estén tiernas, las escurrimos y las dejamos templar un poco antes de pelarlas.

 

Mientras tanto lavamos los rábanos y los rallamos lo más fino que podamos sin pelar. Lavamos el limón y lo rallamos también. En un recipiente mezclamos el yogur con los rábanos rallados y el zumo de medio limón. Reservamos.

Mezclamos
Mezclamos

En otro recipiente ponemos el zumo de limón restante y un poco de la ralladura, un chorrito de vinagre y aceite de oliva. Salpimentamos y añadimos las patatas peladas y troceadas. Removemos bien para que las patatas queden bien impregnadas. Añadimos el eneldo y volvemos a remover.

Removemos
Removemos

Ya vamos con el emplatado. Para ello colocamos el salmón debajo y las patatas encima. Por último incorporamos unas cucharaditas de nuestra salsa de yogur y ya está listo para comer!

¡A comer!
¡A comer!

 

 

Nuestro Bocata de Calamares

Bocata de calamares

Nuestro bocata de calamares
Nuestro bocata de calamares

Ingredientes:

Un calamar hermoso y muy fresco
150 ml de aceite de girasol
150 ml de aceite de oliva 0,4º
Un huevo
Un limón
3 dientes de ajo (o 4 si te gusta mucho el sabor del ajo)
Harina
Sal
Aceite para freír
Un buen pan (que esté a la altura de los calamares), nosotros hemos hecho un pan tipo bocata rústico del que ya les daremos la receta.

 

Elaboración:

Vamos a hacer una mayonesa con ajo asado para acompañar nuestros calamares. Para ello precalentamos el horno a 180º C. En un recipiente apto pondremos los ajos con piel a asar durante aproximadamente 20 minutos. También puedes confitar los ajos (pelados) en abundante aceite a fuego bajo si lo prefieres. Cuando los ajos estén listos los pelamos y los ponemos en el vaso de la batidora con el huevo, un chorrito de limón y una pizca de sal. Vamos incorporando los dos aceites en un hilo al mismo tiempo que batimos hasta que tenga la textura que nos guste. Ya tenemos la salsa. Reservamos en la nevera.

Limpiamos el calamar, lo cortamos en rodajas y lo salamos. En una bolsa de plástico bien limpia ponemos el calamar y un buen puñado de harina. Sacudimos hasta que todo el calamar se haya enharinado.

Ponemos un cazo, sartén o freidora con abundante aceite al fuego y freímos los calamares hasta que estén dorados. Por último los ponemos en papel secante para absorber algo de aceite.

Aprovechamos que el horno está caliente para tostar el pan que previamente debemos abrir por la mitad.

Cuando el pan esté tostado lo untamos con nuestra mayonesa y ponemos los calamares sobre ella. Cerramos y listo para comer.

Rejos
Rejos

Potaje de acelgas

Potaje de acelgas

Potaje de Acelgas
Potaje de Acelgas

Ingredientes:

Ingredientes
Ingredientes
  • Un manojo de acelgas (nosotros usamos blancas y moradas)
  • 300 gr de calabaza
  • 200 gr de ñame
  • 4 patatas medianas
  • 3 calabacines
  • 3 zanahorias
  • Sal

 

 

 

Elaboración:

Para empezar lavamos y cortamos los calabacines. Pelamos y cortamos las zanahorias y la calabaza. Lavamos y troceamos las acelgas (tanto las pencas como las hojas). Pelamos, lavamos y cortamos las patatas y el ñame.

Cortamos
Cortamos

Ponemos un cazo amplio al fuego con agua y vamos incorporando la verdura en orden (respetando los tiempos de cocción de cada una) y cocinamos a fuego medio alto hasta que la verdura comience a estar tierna (a nosotros nos gusta más bien al dente) procurando no cocinarla en exceso para que no se deshaga ni pierda su color y sus vitaminas. Sazonamos.

Retiramos del fuego y dejamos reposar un rato.

Potaje de Acelgas
Potaje de Acelgas

En Canarias se sirve acompañado por una cucharadita de gofio y una cuña de queso.

 

Listo para comer!

 

Garbanzos con chorizo

Garbanzos con chorizo

Ingredientes :

  • 200 gr de garbanzos ya hidratados (en remojo desde el día anterior)
  • ½ chorizo
  • Una ñora
  • 2 patatas medianas
  • Una cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 2 o 3 hebras de azafrán
  • Laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

 

Elaboración:

Pelamos la cebolla, los ajos y las zanahorias. Lavamos el puerro. Troceamos toda la verdura en brunoise, excepto los ajos que los cortamos en lonchas, y la ponemos a sofreír (excepto el ajo) en un cazo con un chorrito de aceite de oliva. A continuación agregamos la ñora entera y el ajo.

Cuando la verdura ya se haya sofrito, agregamos el chorizo (cortado en dados) y el tomate frito. Cubrimos con aproximadamente cuatro dejos de agua (o caldo de carne, pollo o verdura) y, en cuanto rompa a hervir, añadimos los garbanzos. Cuando el agua vuelva a romper a hervir, asustamos con medio vaso de agua fría o con un par de cubitos de hielo.

Sofrito
Sofrito

Dejamos que se cocine a fuego medio – bajo. Mientras tanto vamos pelando y lavando las patatas. Cortamos en cuadros medianos y, cuando el garbanzo esté casi listo, se lo agregamos al guiso, junto con las hebras de azafrán.

 

Salpimentamos y listo para comer!

Garbanzos con chorizo
                                                                 Garbanzos con chorizo

Preparaos porque esa noche habrá tormenta…

Timbal de pollo al limón y arroz integral

Timbal de pollo al limón y arroz integral

Timbal de pollo al limón y arroz integral

Ingredientes (2 – 3 personas):

Ingredientes
Ingredientes
  • 2 pechugas de pollo enteras
  • 2 limones
  • 75 gr de azúcar
  • 50 gr de almendras crudas (nosotros utilizamos en cubitos pero pueden ser enteras o laminadas)
  • ½ vaso de vino blanco
  • ½ vaso de caldo (de pollo, de carne o de verduras)
  • ½ vaso de agua
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • Una cucharadita de harina de maíz
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

 

Preparación:

Para empezar  debemos limpiar y trocear las pechugas. Nosotros aprovechamos los restos de grasa para hacer el poquito de caldo necesario para la salsa (añadiendo ½ zanahoria y ½ cebolla) pero vale cualquier caldo que tengan en casa.

Ponemos el pollo en un recipiente, salpimentamos y añadimos el vino. Removemos para que la carne se impregne bien, tapamos y lo metemos en la nevera.

Mientras vamos preparando la salsa. En un cazo ponemos al fuego el zumo de limón y el caldo. Cuando esté caliente añadimos la harina de maíz diluida en un poco de agua y el azúcar. Removemos bien y dejamos cocinar a fuego muy lento durante aproximadamente 5 minutos o hasta que la salsa comience a adoptar una textura babosa. En otro cazo ponemos a cocer las almendras con el agua durante 10 minutos. Escurrimos y reservamos.

A continuación, ponemos una sartén a calentar con el aceite de oliva. Sofreímos el pollo hasta que quede doradito.

En este punto añadimos las almendras, nuestra salsa de limón y la salsa de soja. Dejamos cocer unos minutos más a fuego lento, removiendo a menudo y teniendo mucho cuidado ya que el azúcar se quema enseguida.

Como guarnición hemos escogido un arroz integral que nos gusta mucho, es muy sano y le va genial a la cocina oriental.

Qué aproveche!

Pavo asado con salsa de uvas y cava

Pavo asado con salsa de uvas y cava

La receta que hoy nos ocupa, por su ingrediente principal (uvas), bien podría valer para la cena de Nochevieja. Se trata de unos muslos de pavos asados al horno, con una sencilla salsita de uva y con una guarnición muy original: unas uvas salteadas… una delicia vamos y más navideño imposible. Uvas en la cena y uvas en las campanadas!

Pavo asado con salsa de uvas y cava
Pavo asado con salsa de uvas y cava

La Nochevieja en casa de los Tartufo se parece bastante a la de cualquier otra casa en la que haya niños pequeños. Cenamos en familia, tarde para casi casi empatar con las uvas, disfrutamos de las campanadas, nos damos besos y nos felicitamos, tomamos alguna copa (unos más que otros, alguien tiene que hacerse cargo del bebé), bailamos, cantamos y caemos rendidos más pronto de lo que nos gustaría y con la tripa un poquito de aquella manera de tanto comer cosas ricas jejejeje… Nada que no cure un poquito de sopa al día siguiente.

Ingredientes: para 2 personas:

Ingredientes
Ingredientes
  • Un racimo de uvas blancas (aproximadamente 1/2 kg)
  • 250 ml de cava
  • Una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Una nuez de mantequilla
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º centígrados, con calor arriba y abajo y la bandeja en la posición central.

Desgranamos y lavamos las uvas. Ponemos aproximadamente la mitad en el vaso de la batidora y las trituramos. Colamos y reservamos el jugo obtenido.

Salpimentamos los muslos de pavo y los ponemos en una fuente (o cazuela) apta para horno bien engrasada o, como hemos hecho nosotros, cubierta con papel de aluminio.

Esparcimos la mitad de la mantequilla y el tomillo sobre los muslos y los cubrimos con el zumo de uvas que habíamos reservado.

Introducimos el pavo en el horno y cocinamos hasta que el pavo esté dorado, si se quedara sin jugo, podemos añadir algo de cava o agua. El tiempo dependerá del tamaño de los muslos, en nuestro caso fueron unos 20 – 25 minutos.

Introducimos en el horno
Introducimos en el horno

Mientras vamos con la salsa. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana y los ajos en rodajas y los ponemos en un cazo con un chorro de aceite y algo de la mantequilla.

Cuando la cebolla esté dorada, agregamos el vaso de cava y dejamos que reduzca. Cuando haya reducido bastante, trituramos y salpimentamos.

Ahora vamos con la guarnición. Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite y el resto de la mantequilla y ponemos a saltear las uvas. Hay que remover continuamente para que no se quemen. Cuando estén doradas y algo tiernas las retiramos del fuego.

Sacamos del horno
Sacamos del horno

Cuando el pavo esté listo lo sacamos del horno, retiramos la carne y el jugo que haya quedado en la fuente se lo agregamos a la salsa. Emplatamos.

 Listo para comer!

Fabada asturiana

Fabada Asturiana

Fabada Asturiana

¡Ya es otoño! ¿Se te apetece una Fabada Asturiana?

Ingredientes:

Ingredientes
Ingredientes
  • 1/2 kg de fabes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramillete de perejil
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 300 gr de lacón (preferiblemente curado)
  • Un chorizo
  • Una morcilla
  • Una cucharada de pimentón dulce
  • 4 ó 5 hebras de azafrán
  • Sal
  • Aproximadamente 2 litros de agua mineral

Elaboración:

Para elaborar esta receta debemos dejar las fabes en remojo en el agua durante aproximadamente 8 horas (desde la noche anterior).

Transcurrido ese tiempo, ponemos las fabes (y su agua) en una cacerola a la que agregamos la cebolla y los ajos pelados y enteros, el ramillete de perejil, el aceite, el lacón, el chorizo y la morcilla.

Ponemos las fabes en una cacerola

Lo dejamos a fuego fuete hasta que hierva, momento en el que bajamos el fuego al mínimo. Hay que vigilar el agua cada tanto (debe quedar un poco por encima de las fabes) y si fuera necesario se puede ir añadiendo más agua fría poco a poco. No debemos remover ya que se romperían las fabes.

Transcurridas 2 horas, añadimos el azafrán. Cuando queden unos 20 minutos añadiremos la sal. Hay que tener en cuenta que las fabes (si son de calidad) tardarán aproximadamente 2 horas y media en cocerse.

Una vez haya terminado la cocción, es conveniente dejar reposar durante una hora antes de servir.

Fabada Asturiana
Fabada Asturiana