Ensalada Cesar

Ensalada Cesar

Ensalada Cesar, una receta clásica dónde las haya pero que muy poca gente sabe cómo se prepara. En la familia Tartufo hemos dado con la que nos parece la mejor receta de esta salsa cuyo inconfundible sabor o te encanta o lo detestas… cuestión de gustos.

No se conoce con exactitud el origen de la ensalada César. Se cree que la fue creada en Méjico por el cocinero italiano Alex Ardini, quién junto a su hermano César Ardini (de ahí viene el nombre) eran propietarios del restaurante Cesar´s place. Se cuenta que este plato fue el ganador de un concurso gastronómico gracias al cual su aliño se hizo muy popular.

Otra versión dice que la ensalada fue creada por el propio Cesar Ardini. Al parecer unos soldados americanos pidieron al chef que les preparara una ensalada. A falta de tomates, zanahoria, pepino… es decir, los ingredientes habituales de una ensalada; Ardini decidió preparar un plato con los ingredientes que tenía a mano, basándose en la comida que su madre le preparaba cuando era pequeño en Italia.

Lo que se sabe a ciencia cierta es que César Ardini registró en 1948 en Los Ángeles la ensalada como suya, dándole el ya internacionalmente conocido nombre de Ensalada César.

No son pocos los ingredientes necesarios para preparar este plato pero si te gustan las ensaladas vale la pena hacerla porque está deliciosa. Así que prepara la lista de la compra y a por ella.

Ensalada Cesar
Ensalada Cesar
Ingredientes
Ingredientes

Ingredientes: (para 2 – 3 personas)

Para la ensalada:

Lechuga (la que prefieran, nosotros usamos una mezcla de rúcula, lechuga rizada, escarola y lollo rosso)

Una pechuga de pollo

Una rebanada de pan de molde (nosotros usamos integral pero vale el que tengan en casa)

25 gr de queso parmesano (para decorar)

Aceite de oliva

Para la salsa:

100 gr de queso parmesano rallado

1 huevo

6 filetes de anchoa (escurridos)

5 cucharadas de aceite de girasol

2 cucharaditas de salsa Perrins

Una cucharadita de mostaza

Un diente de ajo

Unas gotas de vinagre

Pimienta

Agua mineral

 

Preparación:

Para comenzar ponemos a calentar una sartén con unas gotas de aceite de oliva. Cuando esté caliente ponemos la pechuga entera a fuego fuerte hasta que se sellen los jugos de la carne y después se baja a fuego medio para que termine de cocinarse. Debe quedar dorada pero no demasiado hecha para que no quede seca. Cortamos la pechuga en dados y reservamos.

A continuación, ponemos un cazo con abundante aceite. Cortamos el pan en cuadritos y lo añadimos cuando el aceite esté bien caliente. En cuando esté dorado lo retiramos y lo dejamos escurrir en un papel secante.

Seguidamente lavamos, escurrimos bien, cortamos la lechuga y la reservamos también. Por último cortamos el parmesano en lascas.

Salsa
Salsa

Ahora vamos con la salsa. En el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes de la salsa y trituramos suavemente hasta que todos queden bien mezclados. Probamos la salsa, si está muy fuerte de sabor podemos ir añadiendo agua mineral a cucharadas hasta obtener el sabor que nos guste; si quedara muy espesa agregamos agua también para obtener un resultado más cremoso.

Montamos la ensalada poniendo una generosa base de lechuga, añadiendo a continuación los costrones de pan y la pechuga. Por último agregamos salsa al gusto y decoramos con el parmesano.

Esta ensalada está mejor templada pero si nos sobra salsa hay que guardarla en la nevera rápidamente porque al llevar huevo crudo puede estropearse. No hay problema ya que fría también está muy buena. Eso sí, no la conserven más de un día por si acaso.

E. Cesar
E. Cesar

 

Ensalada de cogollos

Hoy ensalada de cogollos.

Es mi primer día de vacaciones, y después de dejar a la señora tartufo en el trabajo y al bebe tartufo en la guardería, me dispongo a preparar una ensalada de cogollos y el post, receta, entrada, o como lo queráis llamar…

Como hoy no tengo prisa maldita, sino todo lo contrario, me he puesto una película del maestro Sergio Leone, el western por excelencia, el bueno el feo y el malo, para mi un peliculón redondo, una película por la que no pasan los años, y que me encanta! No le estoy haciendo mucho caso la verdad, (la he visto unas 5 veces) porque estoy centrado en escribir estas lineas, pero solo por oír la música de Ennio Morricone merece la pena verla o tenerla puesta, la escena en la que el feo llega al cementerio es sublime, un grupo de la talla de metallica abre todos sus conciertos con esta música y escena.

Bueno, como habréis podido comprobar el cine es otra de mis pasiones, después de la cocina mi otra gran pasión, en esos momentos en los que no sabes a lo que te quieres dedicar, en la adolescencia, estuve a caballo entre querer dirigir películas (como si fuera fácil) y la cocina, y al final como en todo, la vida va poniendo las cosas en su sitio, y a mi, me dejo en la cocina y con mi culo echado viendo películas, que se me da mejor que seguramente dirigirlas, pero quien sabe, siempre me quedara esa espinita clavada.

En las fotos de esta ensalada fui medio “tikis mikis” para montar la presentación, pero como esta ensalada se disfruta, es con abundante cantidad de vinagreta de tomate, y no cuatro dados mal contados como yo la puse. Pero como la comida también entra por los ojos, y para las fotos me gusta ser un poco curioso, pues por eso esta de esta manera, pero vamos, ser generosos, sobre todo como ya dije, con el aliño, con la ventresca, no tanto con el maíz, ya que a mi ese toque crujiente no me va nada, pero a mi pareja le encanta, así que… que remedio! 😀

Por cierto, comentar que los ingredientes de la ensalada se pueden encontrar en cualquier parte de España, por eso a alguno le extrañara encontrarse este tipo de ensalada en lo que seria una semana de canarias, pues si, es así, esta ensalada es una ensalada que gusta mucho por estas tierras, una ensalada muy clásica que puedes encontrar en mas de uno, y mas de dos restaurantes si algún día te dejas caer por aquí y lo mejor, es que si la quieres preparar en tu casa, estés donde estés, no creo que tengas mayor dificultad para encontrar los ingredientes, redondo no?

A disfrutarla! y a hacerla por supuesto!

 

Ingredientes:

Ingredientes
Ingredientes
  • 2 o 3 cogollos hermosos
  • 2 tomates
  • 1 aguacate
  • 50 gr de maíz tostado
  • 100 gr de ventresca de bonito
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Vinagre de jerez
  • Sal

 

Elaboración:

Limpiamos los cogollos, quitando las hojas de fuera que puedan estas feas y sumergiendolos en abundante agua fría, quitamos bien el exceso de agua, cuarteamos y los reservamos sobre un plato colocados como mas nos guste.

Prepararemos la vinagreta de tomate, bien rallando el tomate, o cortándolo en cuadritos muy pequeñitos, lo pondremos en un bol, junto con los dientes de ajo picados muy finamente, una pizca de sal, el aceite y el vinagre, siempre que vayamos a hacer una vinagreta acordaos de esta regla, 3 partes de aceite, por 1 de vinagre, así que ya sabéis la cantidad que tenéis que echar de cada cosa. Yo le añadí orégano :D. Reservamos.

Machacamos en un mortero el maíz hasta hacer una especie de polvo con el, no hace falta que sea harina tampoco. Reservamos.

Maiz machacado
Maiz machacado

Despepitamos y pelamos el aguacate, lo cortamos en dados y reservamos. Y por ultimo lo mas difícil, abrimos la lata de la ventresca, y reservamos 😀

Montaremos los cogollos sobre un plato, sobre cada cuarto de cogollo pondremos una buena lasca de ventresca, sobre esta pondremos unos daditos de aguacate, regaremos bien con vinagreta de tomate y por ultimo echaremos por encima el maíz en polvo, y ya esta! mas sencilla imposible! y lista para comer!

La Ensalada
La Ensalada