Albóndigas a la griega

Albóndigas a la Griega

¡Hola! Hoy albóndigas a la griega

Hace unos días estábamos viendo en televisión un reportaje sobre la lamentable situación económica que atraviesa Grecia en estos momentos. Y en él se decía algo así como que los griegos estaban retomando las costumbres gastronómicas de sus ancestros, un poco buscando el ahorro, ya se sabe que en tiempos de crisis uno echa mano de lo que tiene, y también creemos que otro poco buscando arraigarse a sus tradiciones, intentando rencontrarse con sus raíces. Vamos, que se está reinventando la gastronomía, volviendo a lo tradicional, dando importancia a la materia prima de calidad y dejando a un lado las florituras y lo superfluo.

Era tan cruda la realidad que pudimos ver a través de ese programa, que nos sentimos conmovidos y muy tristes. Pensamos sobre todo en los niños, que de nada tienen culpa y que pagan los platos rotos; y en los ancianos que, tras una vida entera trabajando, ahora apenas tienen para comer. Un dato que nos pareció devastador es el de que el índice de suicidios ha aumentado un 60% durante el último año. Es terrible.

Pero no queremos ponernos tristes, tampoco pretendemos hablar de política, ni de economía, pues eso no es lo nuestro. Lo nuestros es cocinar. No conocemos una forma mejor de abstraernos de lo que pasa en el mundo que la de cocinar y comer y, por ende, la de compartir mesa y mantel con los nuestros. Por eso nos decidimos a hacer nuestro pequeño homenaje a Grecia (cuna de civilizaciones) y a los griegos, y para ello qué mejor que acercarnos a su gente y sus costumbres, preparando una receta griega: albóndigas a la griega.

Una receta sencilla y tradicional pero con el toque “exótico” que le proporciona la salsa de yogur que sinceramente está de “toma pan y moja”.

Les recomendamos que la prueben.

Ingredientes para las albóndigas:

Ingredientes
Ingredientes
  • 250 gr de ternera picada
  • 250 gr de cerdo picado
  • 2 rebanadas de pan de molde con cereales
  • 150 ml de leche
  • 1 huevo
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Ingredientes para la salsa:

  • 250 ml de yogur griego
  • El zumo de ½ limón
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:

Para comenzar preparamos la masa para las albóndigas. Para ello picamos la cebolla en mirepoix (muy pequeñita) y la ponemos a rehogar en una sartén a fuego lento con un chorrito de aceite de oliva hasta que quede blandita.

Cebolla
Cebolla
Cebolla picada
Cebolla picada

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras ponemos la carne en un bol a la que añadimos el perejil, el ajo finamente picados y el huevo. Ponemos el pan a remojo en la leche y cuando esté bien empapado lo agregamos a la carne, quitándole el exceso de leche. Escurrimos la cebolla y la añadimos también.

Mezclamos
Mezclamos
Mezcla
Mezcla

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora vamos a preparar la salsa. Pelamos el ajo y lo machacamos en el mortero y cortamos el perejil muy pequeñito. Ponemos el yogur en un bol y le añadimos el ajo, el perejil y el zumo de limón. Salpimentamos y agregamos un chorrito de aceite de oliva. Removemos bien, tapamos con papel film y reservamos en la nevera para que los sabores se asienten.

Ingredientes salsa
Ingredientes salsa
Salsa
Salsa

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora comenzamos a hacer con la carne bolas de unos 3 centímetros de diámetro (aproximadamente una cucharada de carne cada vez) y vamos pasando cada una por harina. Mientras ponemos al fuego una sartén o cazo con abundante aceite (mejor si es algo profundo para que las bolas floten en el aceite).

Vamos friendo a fuego medio – alto hasta que queden doradas. No debemos poner el fuego demasiado fuerte o se nos quemarán rápidamente por fuera y quedarán crudas en el interior. Retiramos del fuego y escurrimos en un papel secante.

Bolas de carne
Bolas de carne
Fritas
Fritas

 

 

 

 

 

 

 

 

Se sirven calientes, acompañadas con la salsa de yogur y de la guarnición deseada.

Como vemos, estas no son unas albóndigas en salsa al uso. Es decir, no van bañadas en salsa sino que están acompañadas por la misma. Por ello es aconsejable freír únicamente las albóndigas que vayamos a comer cada vez ya que, al contrario que las albóndigas en salsa tradicionales, quedan mejor recién hechas, si no al calentarlas nos quedarían secas.

Ahora a prepararlas!!