jueves, 20 de junio de 2013

Helado de pistacho



Buenas!

Hoy me ha pillado el toro y me encuentro escribiendo esta entrada mientras veo Pesadilla en la cocina del gran Alberto Chicote. Y me ha dado por comenzar con mis reflexiones Tartufas…

Esta semana ando bastante liada con el fin de curso de la enana y el comienzo en el nuevo cole. Entre los preparativos para la orla, porque ahora uno no se orla solo cuando termina sus estudios universitarios… La peque tiene toda una ceremonia de orla por finalizar sus estudios de primer ciclo de educación infantil. Y yo, como madre ñoña que soy, estoy de lo más ilusionada y nerviosa que se puede. Con nuestras mejores galas preparadas y yo predispuesta a regocijarme en la llantina que me espera porque me da mucha penita irnos de la guardería. Y es que la verdad es que hemos tenido mucha suerte porque a Lucia le han tocado unas educadoras maravillosas, cariñosas y entregadas a los enanos. Y es que cualquier tiempo pasado nos parece mejor… ¿O no?
Pues no. En los momentos tan duros que estamos viviendo en lo económico y también en lo social, puede que muchos tengamos la tentación de pensar “con lo bien que vivíamos cuando...”. Por otro lado el futuro es incierto: poco trabajo y cada vez con peores condiciones, servicios sociales con un futuro bastante lúgubre… Y lo que para mí es lo peor, la sensación de hastío que parece que a todos nos invade, cada uno a su nivel.

Pues no, me reafirma. Con todo, siento que no ha habido mejor momento en mi vida que el momento presente… Con mi estrés y mis incipientes canas (pocas pero ahí están), con los agobios del día y las preocupaciones de madre, mujer y estudiante en paro… Soy feliz.

Pero como todos tengo mis momentos y para esos ratos de bajos tengo recursos como el que hoy les traemos… porque a nadie le amarga un dulce!

Por cierto que esta es la forma más sencilla de hacer en casa un Helado de pistacho con un sabor bastante logrado. La receta se la hemos tomado prestada (con alguna modificación) al amigo David Levobitz, cuyo blog te animamos a visitar (si es que no lo conoces) porque es estupendo.




Ingredientes:

1/2 l de nata
75 gr de azúcar
150 gr de crema de pistacho (un tarro)
Un limón











Elaboración:

En un cazo ponemos la nata y el azúcar a calentar a fuego medio. Cuando la mezcla rompa a hervir añadimos la pasta de pistacho y unas gotas de zumo de limón y dejamos que se cocine a fuego medio durante aproximadamente 5 minutos, batiendo con una varilla para que no se pegue y todos los ingredientes queden homogéneamente mezclados.

Ponemos a mantecar el helado en nuestra heladora, cuyo vaso debemos de haber guardado en el congelador al menos con un día de antelación. 


Recuerda que si lo necesitas puede echar un vistazo a nuestros Consejos para hacer helados caseros.

4 comentarios:

  1. Rico,rico!De pequeña siempre me pedía helado de pistacho.Seguro que lo preparo ,casero tiene que estar más rico!Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi no me llamaba demasiado, lo veía verde y me resultaba extraño, un día lo pobre de un helado que pidió mi tío y resultó estar buenísimo jajajajja. Es que yo era más del rosa fresa jejejeje. Besitos :)

      Eliminar
  2. Me ha encantado la reflexión de que el presente puede ser el mejor momento para ser feliz :) Siempre nos aferramos al pasado, y a veces no tenemos en cuenta que lo mejor puede estar por venir, o incluso que está ocurriendo en el presente!!
    Y a parte de la reflexión, una receta genial! sois unos cracks del helado :)
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegra que te haya gustado mi pequeña disertación jajajajaja. Besitos :)

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.