miércoles, 15 de mayo de 2013

Pan de molde semi-integral con semillas



Buenas!

Hoy traemos otra receta de pan. La cosa va más o menos así, se no gastan las reservas de pan que tenemos en el congelador, pues probamos otra receta.

Si nos ponemos a elegir podemos decir que nuestros panes favoritos son aquellos que contienen semillas y si además están elaborados con cereales diversos… Mejor que mejor! Como el conocidísimo pan “Campeón del mundo” (que está entre nuestros próximos retos), los panes con semillas de girasol o de amapola, los de salvado, de centeno, etc. Algunos panes con estas características ya hemos hecho: Pan con cereales y semillas, Pan multicereales, Pan de arroz, Pan de Golspie, Pan de maíz, Pan de girasol, Pan de trigo y centeno, Pan con semillas, etc.

Todos estos panes tienen algo en común y es precisamente que son diferentes. Porque el pan aguanta todo pero no solo en como acompañamiento en un pintxo o bocata. El pan aguanta todo tipo de harinas, cereales, semillas y las podemos mezclar cuanto y como nos parezca… Eso es absolutamente maravilloso porque nos permite “crear” el sabor que más nos guste o que más nos apetezca en cada momento. Y si de sabor se trata en mi opinión no hay pan más sabroso que un pan integral. 

Así que con este pan hemos querido ir más allá y aunar el sabor del pan integral, con la textura y sabor de las semillas. Todo lo que más nos gusta del pan pero además con la comodidad de que esta vez hemos hecho un pan de molde. Así que ahora podemos comer nuestros panes favoritos en formato sándwich… Ideal, ¿a que sí?

Pan de molde semi-integral con semillas

Ahí va la receta!


Ingredientes:

300 gr de harina de fuerza

200 gr de harina de trigo integral
350 ml de agua
100 gr de Masa madre
40 gr de semillas variadas
17 gr de levadura fresca prensada
10 gr de sal gruesa









Elaboración:

Para empezar ponemos en un recipiente la Masa madre, la levadura desmenuzada y el agua en un recipiente y mezclamos bien. En otro recipiente (más amplio) ponemos las harinas, las semillas y la sal y removemos. Añadimos la mezcla de los ingredientes líquidos y volvemos a mezclar hasta que todos los ingredientes se hayan incorporado por completo. Obtendremos una masa elástica y pegajosa. Dejamos reposar durante 10 minutos en el recipiente tapado con nuestro paño de panadero y luego volvemos a amasar durante 15 segundos sobre la mesa de trabajo untada con un poco de aceite (método Dan Lepard). Repetiremos la operación breve amasado – reposo durante una hora.


Hacemos una bola con la masa y la pasamos al molde que vayamos a usar y que previamente deberemos haber untado con aceite. Cubrimos el molde con el paño y dejamos reposar hasta que la masa haya doblado su volumen (aproximadamente una hora más, dependiendo de la temperatura que tengamos en casa).



Precalentamos el horno a 220º C, con calor arriba y abajo y la bandeja situada en la posición central. Cuando el horno esté caliente introducimos el pan en el horno y bajamos la temperatura a 190º C. Cocinamos aproximadamente 40 – 45 minutos o hasta que esté dorado.

Sacamos del horno, desmoldamos y dejamos reposar sobre una rejilla hasta que se haya enfriado por completo.

Listo para comer!

Recuerda que si lo necesitas puedes echar mano de nuestros consejos para hacer pan in the house



6 comentarios:

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.