jueves, 4 de abril de 2013

Pan con cereales y semillas



Buenas!

La semana pasada el señor Tartufo me dijo que eligiera una receta de pan que me apeteciera probar ya que él se iba a poner “con las manos en la masa”. Yo, ni corta ni perezosa, me dispuse a echar un vistazo a nuestros libros de pan y finalmente me decidí por una receta del libro Pan en casa (del horno al corazón) de Anna Bellsolá del que ya les hablamos en nuestra sección Book + food. La receta que escogí fue un pan de cereales que, como acostumbramos a hacer, tuneamos un poco hasta que se convirtió en el Pan de cereales y semillas cuya receta vamos a explicarles hoy.

Ya que andaba yo libro en mano, el señor Tartufo me pidió que le preparara y pesara los ingredientes para el después hacer el pan. Me advirtió tuviera “cuidado” porque las cantidades en este libro son para hacer bastante pan. Yo no hice ningún caso (pues pienso que nunca hay demasiado pan) y empecé a pesar harina y cereales varios sin ton ni son. ¿Cuál fue el resultado? Pues una hogaza de pan de descomunales proporciones.

Menos mal que soy en especialista en buscar formas de “salir del paso” y le dije que tanto pan era para que probara la enorme cocotte de Ikea (de esas de las que tanto se habla últimamente en el mundo bloguero-panarra) que le habíamos regalado para el día del padre. El Tartufo se quedó contento como explicación y con la cocotte y yo más feliz que una lombriz con mi hogaza de pan de… atención (redoble de tambores)… 2 kilos de peso!… Como para no estar contenta jajajaja.


Por cierto, no es la primera vez que horneamos en cocotte, de hecho lo hacemos a menudo, incluso hemos puesto otra receta de pan hornada también mediante este método (Pan con semillas). La diferencia ha estribado en que esta cocotte es mucho más grande que las que teníamos hasta ahora y por lo tanto nos ha salido una hogaza de mayor tamaño.

La duda que nos surgió fue si el pan quedaría bien o si, por el contrario, se quedaría poco hecho en el interior. Nada de eso, ya verán como el pan quedó perfecto con una corteza y una miga espectacular, una textura increíble y un sabor delicioso.

En futuras ediciones les explicaremos como hornear con una cocotte y las ventajas que presenta este método (que no son pocas). Entre tanto echen un vistazo a esta hogaza de Pan de cereales y semillas.

Ahí va la receta!


Panaco



Ingredientes:

325 gr de harina de fuerza
325 gr de harina de trigo común

250 gr de harina de trigo integral
150 gr de harina de espelta
660 ml de agua
175 gr de Masa Madre
25 gr de sal
10 gr de levadura fresca prensada
60 gr de sésamo
55 gr de semillas variadas (más otro puñado para el acabado)
35 gr de avena

*Nota: en cuanto a las semillas, nosotros pusimos semillas de girasol y de amapola, pipas de calabaza y lino pero eso va a gusto del consumidor.

Elaboración:

Para empezar debemos tostar los cereales. Para ello los esparcimos una sartén y los ponemos a fuego medio removiendo a menudo. Cuando los cereales comiencen a dorarse los retiramos del fuego (bastará unos pocos minutos). Los ponemos en un recipient, los cubrimos con agua, tapamos y lo metemos en la nevera.

Ahora vamos con la masa del pan. En un recipiente amplio mezclamos las harinas y la sal. En otro recipiente ponemos el agua, la levadura y la Masa madre y removemos. Incorporamos los ingredientes líquidos al recipiente de los secos y mezclamos todo junto. Ponemos la masa sobre la mesa de trabajo (algo enharinada) y la trabajamos hasta que quede lisa, suave y algo pegajosa. Escurrimos los cereales y semillas con colador y los incorporamos a la masa y amasamos de modo que queden repartidos por toda la masa. Volvemos a poner la masa en el recipiente (untado con un poco de aceite) y tapamos con nuestro paño de panadero. Dejamos reposar durante aproximadamente 2 horas o hasta que más o menos haya duplicado su tamaño.


Pasados el tiempo de levado damos al pan la forma deseada y fraccionamos en porciones si queremos. En nuestro caso, como hemos dicho, hicimos una única hogaza. Esparcimos sobre una bandeja los cereales y semillas que habíamos reservado para el acabado (sin tostar). Mojamos un poco la parte superior del pan y la rebozamos en los cereales y semillas.


Ponemos el pan sobre una bandeja (cubierta con papel de horno o bien enharinada) y tapamos con nuestro paño de panadero (que también deberemos enharinar). Dejamos reposar durante aproximadamente una hora más.

Precalentamos el horno a 250º C y cuando esté caliente pasamos el pan a la bandeja del horno y cocinamos, creando vapor de aire con un pulverizador durante los primeros 5 minutos. Transcurridos unos 15 minutos bajamos la temperatura del horno a 200º C y cocinamos hasta que el pan quede dorado (y suene a hueco al golpearlo).

Dejamos enfriar sobre una rejilla y listo para comer!

*Nota: nuestra sugerencia para degustar este pan es un poco de matequilla y queso roquefort.


                                                                                                                            

4 comentarios:

  1. Echaba de menos vuestras recetas de panes.......yo los apunto todos, claro que luego no hago ninguno.....eso sí el día que me ponga pobre panadera, que no vuelve mas a mi casa jajaj
    Me encanta con la costra que queda así me parecen panes riquísimos, artesanos....y la tostada ya para que decir.
    Buen finde familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya solo queda que te animes y te pongas "con las manos en la masa". En cuanto a tu panadera, siempre puedes comprarle a ella el pan y la levadura, así no perderá una clienta ;) De hecho, nosotros compramos el harina a una panadería, es de mejor calidad que la que venden en el super. El pan hecho en casa es lo mejor que hay. Besitos y buen finde para ti también :)

      Eliminar
  2. He descubierto el blog a través de instagram! Me encanta! He comenzado la aventura en el mundo panarra (después de un intento fallido con mi masa madre he hecho dos estupendas hogazas siguiendo la receta de Iban Yarza del pan sin amasado) cuál receta del blog me recomendáis teniendo en cuenta mi escasa experiencia? Por cierto, muchas gracias por compartir con todos nosotros vuestras recetas! Me voy a hacer seguidora para no perderos la pista! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bienvenida al mundo panarra! Si tengo que quedarme con alguno sencillo para empezar, te diría que empezaras por un pan de molde, son sencillos de elaborar y al ir en molde no tienes que darles forma que puede ser algo complicado al principio. Este de aquí es muy sencillo y el resultado es muy bueno.
      http://www.tartuforecetas.com/2012/07/pan-de-molde-casero-pan-de-leche.html
      Luego puedes practicar con una hogaza y si dispones de una cocotte o cazo apto para el horno, te quedará con la forma redonda bien formada y además una corteza
      espectacular.
      Ya nos contarás. Besos :)

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.