domingo, 10 de marzo de 2013

Pastas de chocolate



Buenas!

Normalmente el señor Tartufo tiene turno de tarde en el trabajo pero hay temporadas en las que le toca currar con turno de mañana. Entonces yo me encargo de recoger al bebé de la guardería y los tres juntos volvemos a casa a eso de las cuatro de la tarde con ganas de merendar.  Como ya sabemos, no solo de pan vive el hombre y por eso, en ocasiones, apetecen cosas diferentes. Por ejemplo… galletas o, como en este caso, pastas.

Y no sabemos si le ocurre a todo el mundo, pero a nosotros a veces nos pasa que vamos al supermercado, pasamos por el pasillo de las galletas y ya no vemos nada que nos llame la atención. Quizás sea porque ya hemos comido demasiadas galletas industriales. O quizás sea que desde la primera vez que hicimos galletas en casa, nuestro concepto acerca de aquellas ha cambiado por completo.

Si las elaboramos nosotros mismos conlleva un montón de cosas: sabemos lo que les ponemos (ni exceso de grasas, ni grasas hidrogenadas, ni demasiado azúcar), las hacemos de lo que nos apetece, aprovechamos lo que tenemos en la despensa,… y sobre todo y lo más importante: le damos a nuestro bebé Tartufo galletas igual de buenas pero más sanas, más naturales y desde luego hechas con mucho más amor.

Los que nos sigan sabrán que de vez en cuando preparamos galletas, normalmente con tropezones. Esta vez queríamos hacer algo diferente, así que nos dio por probar con unas pastas. Esta receta está basada en otra que vimos hace tiempo en Directo al paladar.
 
Estas pastas son muy ricas y fáciles de preparar. Con poquitos ingredientes nos hemos sacado de la manga una merienda deliciosa y bien barata. Estas pastas hicieron las delicias de la familia Tartufo.


Pastas de chocolate


Vamos con la receta!


Ingredientes:

175 gr de mantequilla (en pomada)
185 gr de harina
60 gr de azúcar moreno
20 gr de azúcar común
15 gr de cacao en polvo
Una cucharadita de esencia de vainilla
Una pizca de sal






Elaboración:


Para empezar precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo. Ponemos la mantequilla en un recipiente amplio y agregamos los azúcares, batimos con una varilla hasta que obtener una mezcla cremosa. Seguidamente añadimos la sal y la vainilla y volvemos a batir.
 
A continuación, tamizamos la harina junto con el cacao sobre la mezcla anterior y volvemos a remover, esta vez con una cuchara de madera, hasta obtener una mezcla homogénea.

Ahora toca dar forma a nuestras galletas. Tenemos dos opciones: una serie meter la masa en la nevera para que cogiera algo de consistencia y después hacer montoncitos (como hemos hecho en recetas anteriores) y otra es introducir la masa tal y como está en una manga pastelera y utilizando la boquilla que nos apetezca dar forma a las galletas. En esta ocasión hemos decidido utilizar la manga pastelera, para cambiar un poco la forma de nuestras galletas.

Así pues, cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal. Después hemos puesto una boquilla rizada en la manga, en la que hemos introducido la masa; luego sólo es cuestión de apretar y de dar la forma deseada. Nosotros hemos hecho las pastas dibujando tres líneas verticales paralelas (tal y como se ve en la foto), da igual la forma que escojan, lo importante es que todas las pastas sean del mismo tamaño. Aproximadamente sale para dos tandas con la cantidad de masa que hemos hecho (unas 30 – 35 unidades).


Introducimos la bandeja en el horno durante aproximadamente siete minutos. Hay que vigilarlas porque el tiempo de horneado dependerá del tamaño y del grosor que le hayamos dado a las pastas. No hay que dejar que se pongan demasiado crujientes o cuando se enfríen quedarán duras y hay que tener mucho cuidado de que no se quemen ya que están listas en seguida.

Una vez listas, las dejamos unos minutos más en la bandeja de horno y luego las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo. En ese momento podemos guardarlas en un recipiente hermético donde aguantarán varios días.




6 comentarios:

  1. A nosotros nos pasa los mismo con las galletas y con la bollería industrial en general, ya no la queremos ni regalada.
    Vaya pinta tienen esas pastas, me han encantado y para tomar con un té por la tarde, me encantan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo con las galletas no me llevo muy bien......cada vez que lo intento salimos peleadas, sean las que sean...así que me tiro mas a los bizcochos. Pero si viera unas así de ricas hechas por supuesto que me las comía.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, estas te salen seguro que no pueden ser más sencillas. Anímate a probar! Besos :)

      Eliminar
  3. Tu si que eres un muerto de hambre, ademas de un friki tartufo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene usted toda la razón. Gracias por la visita. Saludos *.*

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.