viernes, 8 de marzo de 2013

Albóndigas de ternera con salsa cacik. Cine + food: Un toque de canela



Buenas!

Hoy es viernes y como todos los viernes (al menos últimamente) toca una de nuestras secciones fijas. Volvemos con nuestro cine+ food con la película griega Un toque de canela. En honor a esta maravillosa película hemos cocinado unas Albóndigas de ternera con salsa cacik.


Albóndigas de tenera con salsa cacik


Un toque de canela es una película emotiva y muy divertida. Toca con la punta de los dedos el conflicto entre Grecia y Turquía lo que le da a la ficción un soporte histórico interesantísimo. Pero sobre todo es una película gastronómica porque todo en la vida de Fanis y su familia transcurre en la cocina, en la mesa y alrededor de una buena comida. 

Fanis Iakovidis, profesor de astronomía, recibe la noticia de que su abuelo Vassilis (al que no ve desde hace 30 años) va a viajar a Grecia desde Turquía (país natal de Fanis) para visitarle. Mientras Fanis realiza los preparativos para la visita de su abuelo le comunican que su abuelo se ha puesto enfermo. Fanis debe regresar a Turquía más de 30 años después para reencontrarse con su infancia. Desde ese momento comienza a recordar cómo fue su niñez, que transcurrió entre Estambul y Atenas, y su juventud que pasó viajando por todo el mundo. 

Vassilis (el abuelo) posee una tienda de ultramarinos en Estambul. Fanis crece rodeado de comida y, sobre todo de especias. Desde pequeño desarrollo una gran afición por la cocina que pronto se convierte casi en un don. La primera receta que cocinó fueron unas albóndigas con la receta que le dio su abuelo (ternera, ajo, cebolla, pan, sal) que contenían un ingrediente muy especial y que rezaba más o menos así:
 “… el secreto de unas buenas albóndigas es poner un toque de canela…” “… la canela se ve pero se siente” “… un toque de canela en la comida hace que las personas hablen entre sí y estén alegres”.


En la película no dicen exactamente cuál es la receta pero todos sabemos hacer unas albóndigas (cada uno a su manera claro está). Nosotros hemos intentado seguir la receta del abuelo Vassilis, dándole nuestro punto y por su puesto con “un toque de canela”.

Hemos acompañado nuestras albóndigas con una salsa cacik que es una receta tradicional turca elaborada principalmente a base de yogur griego y limón. Suave y absolutamente deliciosa.

Aquí tienen el tráiler de Un toque de canela:


 


Vamos con la receta!



Ingredientes:


Para las albóndigas:

750 gr de carne de tener picada
2 cebollas
2 rebanas de pan
2 huevos
4 dientes de ajo
Una cucharadita de canela
Harina (para enharinar las albóndigas)
Leche (para mojar el pan)
Aceite
Pimienta negra recién molida
Sal


 


Para la salsa:

250 gr de yogur griego
1/2 pepino
Un limón
Un diente de ajo
Unas hojas de menta
Aceite de oliva
Pimienta negra recién molida
Sal









Elaboración:

Para empezar pelamos y cortamos las cebollas en brunoise y la sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite hasta que esté ligeramente dorada. Escurrimos el aceite y ponemos la cebolla en un recipiente amplio junto con la carne, los ajos picados, los huevos, el pan (mojado en un poco de leche) y la canela. Salpimentamos y mezclamos (preferiblemente con las manos) hasta que todos los ingredientes estén integrados. Dejamos reposar en la nevera para que la carne vaya adquiriendo todos los sabores.


Ahora vamos con la salsa cacik. Pelamos y rallamos el pepino y lo ponemos en un bol con la menta, el ajo y el aceite. Trituramos y mezclamos con el yogur. Salpimentamos y reservamos.


Ponemos una sartén con abundante aceite al fuego en el que freiremos las albóndigas. Damos forma a la carne, enharinamos y freímos hasta que estén doradas. Debemos poner el fuego fuerte en un principio pero bajarlo un poco después para que la carne se cocine en el interior pero que no se nos queme. Escurrimos las albóndigas con papel secante y servimos calientes acompañadas por nuestra salsa cacik y un poco de ensalada.

Listo para comer!



*Nota: las albóndigas típicamente turcas (llamadas kofte) son algo más grandes y más planas que las que solemos hacer en España.

4 comentarios:

  1. Oye, otras bolitas ricas fritas ! Jaja. Dos cosas, la peli, no he querido profundizar en la lectura, pues me ha tenido muy buena pinta y a ver si la consigo. Es curioso lo de la canela, quien me enseñó a mí a hacer musaka, también se la añadía... y con la carne picada y la berenjena casa a las mil maravillas.
    Me gusta, me gusta mucho... seguid así, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros la peli nos gustó mucho, es muy emotiva pero muy cómica al mismo tiempo. Muchas gracias Lucia, nos alegra que te guste lo que hacemos. Besitos :)

      Eliminar
  2. Hola!!! me encanta vuestro Cine + Food!! en este caso la ternera no me va mucho, pero la salsa de yogur seguro que la hago!! es genial, igual que vosotros ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes probar con pollo también, nosotros las hemos hecho así y quedan igual de buenas. La salsa está buenísimas con cualquier carne, es muy cremosa, deliciosa. Muchas gracias :D Ay que me pongo colorá! jejejeje

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.