miércoles, 2 de enero de 2013

Roscón de Reyes (con Masa Madre)



Buenas!

Feliz año! Sí, estaréis ya hasta las narices de que os lo digan y de decirlo, pero me veo obligado, es lo que se lleva en estas fechas. 

Yo por mi parte, cada día de año nuevo es como un día superado. Porque no se vosotros, pero a mi, cada día me cuesta más recuperarme de esas noches de desenfreno, que casi suelen terminar en mañana de ibuprofeno. 

Y es que yo nunca he sido muy de estas fechas, no es que no me gusten, es que acabo muy saturado de Navidad, supongo que como todos. Las grandes compañías cada vez nos bombardean antes con anuncios lo más empalagosos posibles… Y claro, al principio uno los coge con muchas ganas e ilusión, pero lo que es ganas e ilusión al final se convierte por mi parte en repudia… 

Pero para tranquilidad de Papá Noel y Sus Majestades, desde que nació el bebé Tartufo la cosa ha cambiado… Ahora parezco Brad Pitt encarnando a Benjamín Button, y es que he vuelto a mi más tierna infancia. 

Estoy deseando que lleguen los Reyes Magos para ver a Lucia abrir sus regalos y flipar en estéreo con cada paquetillo. Por no hablar de un par de detallitos que tuvimos con ella el 24 de diciembre. Y aquí, el servidor, se disfrazó (por decirlo de alguna manera) de Papá Noel… Y verle la cara era increíble!

Por eso os digo que no hagáis caso de esas corrientes anti-navideñas de la que en otras ocasiones yo he formado parte… Sí, sí, es así… Creo que ya tenemos bastantes motivos para estar amargados como para que en unas fechas que si uno quiere pueden ser tan bonitas, las tiremos por tierra así como así… Ojo! Que os lo dice un ateo en toda regla… 

Así que hale! A disfrutar de este Roscón de Reyes en versión blogger por aquello de la Masa Madre. Tranquilamente podéis cambiar la Masa Madre por levadura de panadero de la de toda la vida. Perderéis en sabor y durabilidad del roscón pero ganareis tiempo a la hora de elaborarlo.

Y es que sobre el de levado hay que decir que el dichoso Roscón se pegó casi 18 horas… Pero mereció la pena! Además, cabe recordar (para los que siempre me dicen: “tanto tiempo levando?”) que el levado es gratis… lo dejas ahí y te olvidas. No hace falta que mires la masa cada cinco minutos. Así que aparca el ansia de comer el Roscón mientras leva, que no te queda otra :P

Roscón de Reyes (con Masa Madre)

Jo jo jo, Feliz año nuevo… O qué toca decir?... Que me he perdido ya con tanta fecha señalada…


*Nota: esta receta la hemos tomado prestada (con pequeñas modificaciones) del Roscón de Reyes con Masa Madre del blog La flor del calabacín. Agradecemos enormemente a Ajónjoli esta receta porque supone un acierto seguro.



Ingredientes:


Para la masa de arranque:

150 gr de Masa Madre
125 gr de harina
50 ml de leche
25 ml de agua de azahar



Para el roscón:

300 gr de harina de fuerza
125 gr de azúcar
100 gr de mantequilla en pomada
2 huevos
40 ml de ron
25 ml de agua de azahar
4 gr de sal
La ralladura de la piel de una naranja
La ralladura de una piel de limón


Para decorar:

Fruta escarchada
Almendras laminada
Azúcar










Elaboración:

Antes que nada debemos lavas en profundidad tanto la naranja como el limón y secarlos bien antes de proceder a rallarnos con un rallador fino, sin tocar la parte blanca de los cítricos.


Empezaremos preparando la masa de arranque. Para ello mezclamos todos los ingredientes en un bol y lo dejamos reposar (tapado con papel film) hasta que se infle o comience a burbujear.
Mientras ponemos los ingredientes del roscón (excepto la mantequilla y la sal) en un recipiente amplio y los mezclamos bien. Tapamos y dejamos reposar hasta que la masa de arranque esté lista.

 

Cuando nuestra masa de arranque esté a punto, la mezclamos con la masa del roscón y le añadimos la mantequilla y la sal. Removemos hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo. A continuación pasamos a la mesa de trabajo que debemos haber espolvoreado con harina y amasamos hasta que la mezcla resultante quede lisa. Hay que amasar bastante así que podemos usar el método de Dan Lepard (breve amasado – reposo y así sucesivamente). Nosotros usamos la KitchenAid para saltarnos este paso pero advertimos que hay que tener paciencia y constancia ya que, al ser una masa bastante líquida, cuesta un poco que coja cuerpo. Colocamos la masa en un recipiente amplio y la tapamos. Dejamos reposar hasta que aproximadamente haya doblado su volumen.

 
Cuando la masa ya haya levado, nos untamos las manos con aceite para trabajarla. Damos unos golpes para des gasificar, amasamos brevemente para crear una bola y, a continuación, damos forma al roscón. Este paso lo debemos hacer ya sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal. Para dar forma debemos hacer el agujero primero e ir formando a partir de ahí, abriéndolo poco a poco, cada vez más. Para que hueco del roscón no se cierre, podemos poner un recipiente redondo (apto para el horno y untado con aceite) en él. Si vamos a poner sorpresa dentro, este es el momento (nosotros no pusimos, se nos pasó). Dejamos levar una vez más (tapado) hasta que vuelva a doblar su volumen.

Cuando el Roscón ya haya levado lo suficiente, precalentamos el horno a 180º centígrados, con calor arriba y abajo. Pintamos con huevo batido y decoramos con fruta escarchada, almendras o azúcar (mojada con un poco de agua)… Nosotros pusimos las tres cosas. Introducimos la bandeja en el horno y cocinamos durante aproximadamente 25 minutos (podemos usar el truco del palillo para comprobar si está listo).


Retiramos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla hasta que esté completamente frío. Entonces podemos abrirlo por la mitad y rellenarlo con lo que más nos guste o dejarlo tal cual. Nosotros los hemos rellenado de Crema Pastelera


Y ya tenemos nuestro roscón listo para desayunar después de abrir los regalitos que nos traigan Sus Majestades los Reyes Magos… de Andalucía ;)

18 comentarios:

  1. Seguro que está riquísimo!!
    a ver si lo pruebo
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a hacerlo Amparo. Está delicioso! Besos!

      Eliminar
  2. ¡¡Es una delicia entrar aquí!!!¡¡mmmmm ,muy rico todo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mila. Y para nosotros es un placer que te pases por aquí. Besos!

      Eliminar
  3. Es que cuando hay niños en casa uno vive la Navidad de otra manera, no le queda de otra, y si uno de tus hijos nace por estas fechas ya ni te cuento!!!!!!!! es un ir y venir de gente y paquetes todas las fiestas.
    Yo espero lo que haga falta, porque el roscón de casa, con el sabor que mas te guste y mucho mas natural
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos entiendes Belen, lo que disfrutamos de la Navida con la peque. Tú lo has dicho, vale la pena esperar porque queda delicioso. Besitos!

      Eliminar
  4. todavía no he me animado a preparar mi propia masa madre, así que haré el roscón con levadura de panadero, como hice el del otro día. Pero si para otro año me he decidido a tener masa madre seguro que tengo en cuenta vuestra receta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate, que ya verás que se nota la diferencia. Nosotros hemos hecho los dos y te aseguro que no hay comparación. Para el día de Reyes haremos el de MM para la familia. Besos!

      Eliminar
  5. 18 horas de levado en Canarias equivalen a 30 en Valladolid?Jajjjaja. Qué fenómenos!!!Lo haré algún día xq es de lo q más me gusta en repostería, y seguro q allá x marzo sabe más rico...a seguir cocinando fam!!!Bss y feliz año!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es posible. La verdad es que la Masa Madre se nos quedó un poco dormitida por el camino... tendrá sus días, como nosotros. Besitos y feliz año para ti también!!! :)

      Eliminar
  6. Estoy segura de que hace unos días pasé por aquí y dejé comentarios de feliz año,que rico vuestro roscón, etc. Porque además, estaba yo desesperadita con mi primer intento de este año porque no me estaba saliendo bien. Y los comentarios no están :(

    No pasa nada porque felicitar el año, la receta y saludar otra vez, no cuesta ningún trabajo, jaja. Buen año Tartufos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje. Pues no se que habrá pasado. Se volvería loco esto O_O Feliz año para ti también. Besitos :)

      Eliminar
  7. hola. no tiene muy poca leche? mucho menos que la otra recetya del roscón vuestra y otras que he visto...

    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que tener en cuenta que la masa madre tambien aporta humedad a la receta ;)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  8. Estoy probando tu receta, jeje... el primer amasado ha sido todo un reto. la masa ha quedado demasiado humeda y no cogía tenacidad ni a la de tres... la he acabado por dejar levar sola tras unos cuantos plegados y ha cogido más cuerpo. Ahora la tengo en la 2º fermentación, ya os contaré qué tal ha salido. Como no tengo azahar lo he sustituido por más ron. Madre de Dios qué bien hhuele la masa!! Auténtico roscón de pastelería!! Por cierto, ¿la sorpresa ANTES del horneado? pues ya podemos tener cuidado con lo que metemos, no sea que intoxiquemos a alguien... habrá que ponerla después, cortar el rosco, poner la sorpresa y rellenar, digo yo... Lo que taaaaaarda en subir, uffff, le tengo con un poco de calor residual en el horno..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Espero que haya quedado el roscón genial y que te haya gustado. Sí que tarda en levar, así que conviene olvidarse un poco de él y no estar pendiente, pero la verdad es que merece y mucho la pena. Lo del calor residual en el horno genial, para animar un poco a la masa con estos fríos. En cuanto a lo de la sorpresa, hay algunas que son aptas para el horno y hay otras que no, por ejemplo podría meter el haba en algo de papel de aluminio y no habría problema. Un saludo y gracias por pasarte por aquí. Felices Reyes!!! :)

      Eliminar
    2. Hola de nuevo! No sabia de sorpresa que se pudieran hornear...
      Pues ha quedado genial. La verdad es que lo hemos probado al de poco de hacerlo, y bueno estas cosas que te dicen que está riquísimo y uno está siempre a sacarle defectos... Me parecía un poquitin soso, no sé si por no echar el azahar o por un poquito más de azúcar, pero te digo que un buen rato en la nevera después ni punto de comparación!! Está de lujo!
      El horno fué genial, yo que no había hecho una masa tan hidratada nunca, me pareción que ese casi "pegote" no iba a subir y vaya si lo hizo... la miga tierna y consistente, alveolos irregulares, algunos bien hermosos,.. nada que ver con los bollos que nos venden por roscón! Gracias por la receta, tendré que adaptarla porque creo que es demasiado líquida para mi harina. Un saludo!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.