viernes, 30 de noviembre de 2012

Pan con chocolate y pomelo (con masa madre)


Buenas!


Cuando era niño mi madre solía sorprenderme de vez en cuando, trayéndome un pan con chocolate para la merienda. La verdad es que no se si quiera donde lo compraba, seguramente en alguna panadería entre la Plaza de Gipuzkoa y el Antiguo Boulevard.

Recuerdo que no era dulce, era pan pan, pero tenía tropezones de chocolate. Me lo traía envuelto en un pedazo de papel blanco. Quizás ni siquiera era tan bueno como lo recuerdo.

Eran esos días, cuando eres niño y no sabes lo que es la prima de riesgo y el Euribor te importa un comino… todas esas cosas de mayores que para mi no existían. Pero para mi amatxo sí que eran cosas importantes. Sin embargo ella sacaba un ratito y, de vez en cuando, me alegraba la tarde trayéndome un pan con chocolate para la merienda.

Ahora soy adulto y todas esas cosas me traen a mí de cabeza. Por eso he querido hacer un pan parecido al que me traía la ama. Para recordar lo feliz que se es cuando no tienes preocupaciones y para ofrecérselo a mi hija, no todo los días, de vez en cuando como lo hacía mi amatxo conmigo.

Quizás este pan que hemos hecho no se parezca al que comía cuando era niño. Quedó muy bueno, con el punto justo de pomelo y de chocolate. Con una corteza super suave y una miga espectacular. Pero me ha servido para rememorar aquellos días. Además, cuando se lo ofrecía Lucia, me dedicó una sonrisa que seguro se parecía a la que le regalaba yo a la amá. Misión cumplicada, lo que yo buscaba, con eso ha sido más que suficiente.

Para mi sinceramente este es un recetón! Espero que para vosotros también lo sea!


Pan con chocolate y pomelo (con masa madre)



*Nota: esta receta está basada la receta de Pan con chocolate y naranja que hemos sacado de www.panarras.com una web ideal para los que gustan de hacer pan en casa. Perfecta para que los disfrutan amasando, para los verdaderos panarras (como su nombre indica).

Hemos hecho algunas modificaciones, sustituyendo el poolish que lleva la receta original por masa madre, y la naranja confitada por pomelo confitado.

El Chef Panarra recomienda comerlo 12 horas después de sacarlo del horno y nosotros confirmamos que al día siguiente este pan está todavía más bueno. Gracias Chef Panarra!


Ingredientes:

200 gr de Masa madre
150 gr de harina de fuerza
150 gr de harina común
140 gr de agua
50 gr de chocolate negro (en trozos medianos)
20 gr de aceite de oliva virgen extra
7 gr de sal gruesa
4 gr de levadura fresca prensada









Elaboración:

Para empezar ponemos todos lo ingredientes secos (las harinas, la sal y la levadura desmenuzada) en un recipiente amplio y los mezclamos, y todos los húmedos (Masa madre, agua y aceite) en otro recipiente más pequeño y los mezclamos también. Agregamos los ingredientes  líquidos a los secos y mezclamos hasta que todos los ingredientes estén integrados.

 

Untamos la mesa con un poco de aceite y amasamos durante aproximadamente 5 minutos, hasta obtener una masa correosa y suave. Extendemos la masa sobre la mesa, formando un rectángulo y ponemos tanto el chocolate como el pomelo sobre ella. Apretamos con los puños para que se integre todo en la masa.

 

Doblamos la masa horizontalmente en tres, de la siguiente manera: primero el tercio izquierdo lo doblamos hacia el centro y luego cubrimos con el tercio derecho. Y hacemos la misma operación verticalmente, obteniendo así un cuadrado pequeño con el que formaremos una bola.

Ponemos la masa en un bol untado con aceite y la dejamos reposar tapada durante aproximadamente 2 horas y media (hasta que más o menos haya doblado su volumen inicial).


Dividimos la masa en porciones (nosotros hicimos 5 panecillos) y se hace una bola con cada uno de ellas.
Ponemos los panecillos sobre la bandeja de horno cubierta con papel vegetal, los espolvoreamos con algo de harina (muy poca) y los tapamos con el trapo de panadero. Dejamos reposar otra hora y media más o menos.


Precalentamos el horno a 210º centígrados con calor arriba y abajo.

Hacemos un corte en la superficie del pan e introducimos en el horno. Cocinamos a 220º durante 15 ó 20 minutos, hasta que estén dorados, los primeros 5 minutos podemos rociar un poco de agua con vaporizador un par de veces para así obtener una corteza mejor (opcional).

Retiramos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla hasta que estén fríos (si podemos aguantar sin probarlos lo cual es complicado).




Buen provecho!


miércoles, 28 de noviembre de 2012

Lasaña de verduras con salsa de espinacas (con ideal)

Buenas!!


Hoy les queremos a mostrar un producto de calidad. Tenemos claro que no vamos a cocinar ni a recomendar un producto que no nos guste o no nos convenza del todo.

Bueno, el producto en cuestión es Ideal. No es que sea maravilloso, que lo es jejejeje, sino que Ideal es el nombre que los de Nestle han puesto a un nuevo producto. Se trata de leche evaporada, perfecta para tus recetas salsas y cremas y cuyo nuevo envase en tetrabrik y con tapón, mucho más cómodo que las latas de toda la vida, nos permite utilizar lo que necesitemos, cerrar y a la nevera.

Os voy a contar una anécdota que tengo yo con el producto que hoy nos ocupa, la leche evaporada.

Cuando llegué a Canarias y pedí un cortado en una cafetería, me quedé asombrado, sin saber porque, ese cortado estaba super cremoso, casi espeso diría yo… Y no tenia ni idea de porqué. Al lado de la cafetera tenían unas latas, que yo, la verdad es que no había visto nunca, y mucho menos había comprado, pues bien, se trataba de leche evaporada. Aquellas latas con dos agujeros en la parte superior aportaban a los cafés de aquella cafetería un plus de calidad, que vaya usted a saber, si bien por comodidad, o bien por calidad, era una de las señas de identidad de aquel local… 

Pues bien, nunca he comprado este producto para mi casa, básicamente porque nunca he sido amigo de la latas, siempre he pensado que abrir una lata y dejarla abierta en la nevera, hasta que se oxidan los bordes, pues mira, no me hace gracia. En esta materia parece que los amigos de Nestle, con su leche evaporada Ideal parece que se han puesto las pilas, porque el envase no puede ser más atractivo y práctico. 525 ml de leche evaporada en los tetrabrik de leche de toda la vida, cómodo y con un tamaño razonable para usar, tapar, guardar en la nevera y gastar en un tiempo prudente. 

La leche evaporada Ideal viene a sustituir en nuestros platos a la nata. Donde antes poníamos nata (una crema de verduras, una carbonara, etc.) ahora podemos utilizar leche evaporada. Y decimos, ¿qué ventaja supone utilizar la leche evaporada en vez de nata? Pues que la leche evaporada tiene mucha menos grasa que la nata (tan solo 6% de materia grasa). Como su nombre indica, es leche parcialmente desnatada que se ha sometido a un proceso mediante en cual se le quita agua a la leche. Con esto se consigue conservar las mismas propiedades de la leche pero con mayor concentración de nutrientes y mucha más cremosidad. Además, el sabor no cambia.

Y no os doy mas la paliza que no somos tele tienda :D

Lasaña de verduras con salsa de espinacas (con Ideal)


Ingredientes: para una persona

250 ml de leche evaporada Ideal
3 placas de lasaña
Un calabacín
Una zanahoria
Una cebolla
Un tomate
Dos dientes de ajo
100 gr de espinacas
Una cucharada de queso curado en polvo
Una rama de romero 
Una nuez de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra molida
Sal



Elaboración:

Ponemos en un cazo abundante agua, un chorrito de aceite de oliva y el laurel a cocer. Cuando el agua rompa a hervir añadimos un puñado de sal. Entonces vamos añadiendo las láminas una y una, removiendo para que no se peguen. Mientras vamos pelando la cebolla y la zanahoria y lavando toda la verdura.

Cuando las placas de lasaña estén cocidas (el tiempo varía, hay que seguir las instrucciones del fabricante), sacamos las láminas del cazo con cuidado, con la ayuda de una espumadera. Reservamos sobre un paño, colocadas de una en una para que no se peguen.


A continuación ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite, donde saltearemos la verdura. Picamos media cebolla y la zanahoria en brunoise y lo rehogamos. Cuando estén pochadas añadimos el ajo, y cuando éste haya cogido algo de color añadimos el tomate. Dejamos que el tomate se deshaga en la sartén, a fuego medio, hasta conseguir una textura gruesa, que nos sirva de relleno. Salpimentamos y reservamos. Mientras, cortamos el calabacín en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor.


Cortamos el resto de la cebolla muy pequeñita y la ponemos en una sartén a pochar con un chorrito de aceite y una nuez (poquita cantidad) de mantequilla.
 
Pelamos y cortamos el otro ajo en trocitos muy pequeñitos. Cuando la cebolla esté algo dorada, añadimos el ajo al sofrito.

Cuando el ajo esté dorado, añadimos la leche evaporada (Ideal) y dejamos que reduzca bastante. Hay que remover continuamente y tener cuidado de no poner a fuego no muy fuerte para que no se pegue.


Cuando la salsa haya reducido bastante, añadimos las espinacas (que debemos haber cortado a groso modo) y dejamos que se cocine unos 15 ó 20 segundos. Retiramos del fuego y salpimentamos. Reservamos.

Ahora vamos con los calabacines. Ponemos una sartén al fuego con una gota de aceite y, cuando esté caliente, vamos añadiendo el calabacín. Lo dejamos vuelta y vuelta, que se dore y listo (si te gusta más tierno puedes dejarlo un poco más pero vigilando para que no se queme). Reservamos. Picamos el romero muy pequeñito y reservamos.



Ahora que tenemos todos los ingredientes listos, vamos con el montaje de la lasaña.

En una cazuela (o plato) que sea apto para el horno, ponemos primero un par de cucharadas y luego una hoja de lasaña, a continuación un poco de la fritura de verdura y otra cucharada de salsa, por último una pizca de romero picado muy pequeñito. Así sucesivamente. Por último añadimos queso curado en polvo y la gratinamos en el horno hasta que el queso esté dorado.



Listo para comer!

 

lunes, 26 de noviembre de 2012

Kitchenaid Artisan, todo lo que querias saber



Buenas!

Hacía un par de años que estaba detrás del mundialmente conocido robot de cocina Kitchenaid. Y desde hace unos días, por fin, la tengo en casa. Ha sido uno de los regalos de mi cumpleaños. Sí, estas son las cosas que le regalan a un cocinero. A otros hombres les regalan perfumes o corbatas y a mi una Kitchenaid Artisan (en adelante KA).


Kitchenaid Artisan

Desde que puse en Instagram la primera foto de mi KA en funcionamiento, me han llovido mogollón de preguntas acerca de ella. Es por eso que se nos ha ocurrido la idea de “presentarla en sociedad” cual hija adolescente a modo de tratado sobre sus características y usos. Esperamos que les sirva de utilidad y les parezca interesante.

Lo primero que llama la atención de la KA cuando la intentas (con mucho esfuerzo) sacar de su caja, es lo pesada que es. No en vano, esta fabricada totalmente en metal lo que la convierte en un electrodoméstico robusto, muy estable y que da la sensación de ser de esos que duran para toda la vida (ojalá así sea).

Además, será porque nos tiene enamorados, pero nos parece que su apariencia vintage es espectacular y, gracias a su amplia gama de colores (24 colores distintos) hace que pueda encajar en el estilo de cualquier cocina. La nuestra es roja (rojo imperial), lo que le da un punto pin up a nuestra encimera que nos encanta.

Y es que esto es algo más que un robot de cocina común. Podríamos decir que es la Harley Davidson de los pequeños electrodomésticos. 90 años fabricando la KA prácticamente de la misma forma y con un diseño muy similar. Esto nos da una idea de la fiabilidad de este robot, que ha estado presente en la mayoría de las cocinas de las amas de casa estadounidenses desde hace casi un siglo (y ahora va y la rompemos en un mes jajajaj).
Con esta máquina no solo podemos montar claras de huevo, amasar o remover. Dispone de gran cantidad de accesorios que la convierten en el que, a nuestro juicio, es el robot de cocina más versátil de cuantos hay en el mercado. Eso sí, hay que dejar claro que este no es un electrodoméstico barato, ni mucho menos sus accesorios. Si bien en EEUU se pueden comprar a muy buen precio, en el cambio al euro salimos perdiendo claramente ya que su costo se dispara.

Si quieres más información sobre el Accesorio picadora de alimentos echa un vistazo a la entrada en la que explicamos qué es y cómo funciona.

Si quires más información sobre el Accesorio helador echa un vistazo a la entrada en la que explicamos y qué es y cómo funciona.

Si tienen la tentación de comprarla en USA, perfecto, pero cuidado porque los voltajes en América y Europa son distintos y nos podemos plantar en casa con un maquinón que no vamos a poder utilizar, a no ser que nos hagamos con un adaptador de voltaje (los cuales también tienen un precio elevado). En cualquier caso, si compramos el robot por Internet, cuidado no nos vayamos a llevar sorpresas con los gastos de envío ya que, al ser una máquina muy pesada, podrían dispararse. 

La Kitchenaid Artisan en España ronda los 500 euros, euro arriba, euro abajo. Aquí en Canarias es difícil encontrarla, de echo aquí en Gran Canaria sólo la hemos encontrado en dos tiendas, con lo cual es bastante complicado comparar precios. Además, solo la venden por encargo con lo que todavía se complica más su compra.

Algo que no queremos dejar  de mencionar es que en ocasiones hemos leído en internet la siguiente pregunta: ¿qué me compro: una thermomix o una kitchenaid? Pues quizás las dos, o una, o ninguna. Porque elegir entre las dos, más que cuestión de gustos, es de economía (ya que se trata de dos máquinas bastante caras) y de espacio (porque hay que tener una buena cocina para meter dos electrodomésticos de este tipo).
En ningún caso hablamos de dos robots de cocina iguales. Una kitcheniad no realiza las funciones de una thermomix y viceversa. Los accesorios de la thermomix, si bien nos permiten hacer pan, no son los más recomendables ya que las cuchillas de esta máquina rasgan y rompen la masa. Y, por supuesto, la kitchenaid no cocina, como si hace la thermomix. Para gustos colores y para jardines flores. Nosotros por lo pronto, nos quedamos con la kitchenaid.


A continuación explicaremos como es y como funciona la Kitchenair Artisan y sus accesorios. Una especie de ficha técnica del robot. Vamos al grano!





ROBOT MIXER ARTISAN






Características técnicas (las que nos resultan más relevantes):

  •  Potencia: 300 w
  • Peso aproximado: 12 kg
  • Capacidad máxima: 1.2 kg

Como ya hemos comentado, es un robot robusto (12 kg nada menos) y con bastante potencia (de los más rápidos del mercado). Su gran capacidad nos permite manipular grandes masas o cantidades de líquido sin problemas.




Accesorios de serie:

  • Bol de acero inoxidable con mango ergonómico con 4,83 litros de capacidad

  • Tapa vertedor de plástico para el bol 
  • Batidor plano (lo que llamamos la K)


  • Batidor de varillas
  • Gancho amasador 

  • Recetario
 


Con dichos accesorios ya tienes todo lo que necesitan para hacer desde nata montada hasta pan, pasando por galletas o un “simple” bizcocho.

El bol tiene bastante capacidad, para lo que solemos cocinar en casa es más que suficiente. Además, al ser de acero inoxidable nos garantizamos su resistencia y durabilidad. Se limpia muy bien con un poco de jabón y un estropajo (nosotros usamos la parte de la esponja para que no se raye).

La tapa es el accesorio al que menos utilidad le hemos encontrado hasta ahora, ya que la máquina apenas salpica cuando está funcionando y no es necesario taparla. Por otro lado lo encontramos un poco frágil, es de plástico y no parece muy resistente. Pero seguro que al final le sacamos utilidad, que si viene será por algo jejeje. Se trata de una tapa de plástico que encaja perfectamente en el bol, con un agujerito por el que pasa el accesorio que permite que la máquina esté en funcionamiento con lo que estemos usando (batidores o gancho) y que además dispone de un orificio que nos permite verter los ingredientes en el bol sin necesidad de destaparlo.

El batidor plano (la K) es con toda seguridad el accesorio que más utilidades o usos tiene. Nos sirve para mezclar y remover masas blandas y cremas. Es decir, masas para galletas, bizcochos, magdalenas, tartas, frosting, carne picada, salsas, purés, etc. Para casi cualquier ingrediente que necesitemos remover, mezclar o incorporar a una masa.

El batidor de varillas es el más sencillo de todos. Funciona como una varilla manual pero al trabajar a mayor velocidad, incorpora muchísimo más aire a la masa, con lo cual conseguimos montar y emulsionar rápidamente y además otorga mucha consistencia a las mezclas. Por supuesto sirve para montar nata o claras (para hacer merengues), pero también lo podemos utilizar para emulsionar salsas (tipo mayonesa) o incorporar aire a masas de bizcocho y así conseguir mayor esponjosidad.

El gancho amasador sirve para mezclar y amasar (como su propio nombre indica) masas de pan o pizza, y en general para cualquier masa que sea demasiado densa para trabajarla con el batidor plano.

El recetario no te viene en la caja cuando compras la máquina pero, sólo con rellenar con tus datos personales una ficha que viene en el libro de garantía y enviarlos a Kitchenaid Europe (Bélgica), nos envían el recetario gratuitamente en un par de semanas y de paso sellamos la garantía.



Accesorios opcionales:

  • Abridor de latas

  • Picadora de alimentos 
 Si quieres más información sobre el Accesorio picadora de alimentos echa un vistazo a la entrada en la que explicamos qué es y cómo funciona.


  • Funda

  • Juego de rodillos para laminar y cortar pasta (espagueti, lasaña y tagliateli)

  • Colador de frutas y verduras

  • Exprimidor de cítricos
  • Embutidora de carne


  • Cortador / rebanador de verduras

  • Accesorio pasta corta (spaguetti, bucatini, rigatoni, fusili, penne y macarrones pequeños)
  • Bol de cristal de 4,83 litros de capacidad (medidor)
  • Accesorio raviolis

  • Molinillo de cereales

  • Bandeja de alimentos

  • Accesorio heladería
 Si quires más información sobre el Accesorio helador echa un vistazo a la entrada en la que explicamos y qué es y cómo funciona.



Por ahora, el único accesorio que hemos utilizado es el helador y la verdad es que nos ha encantado. Hace tiempo habíamos leído que el accesorio de heladería de kitchenaid era el más rápido entre los robots no profesionales. Y ciertamente lo hemos comprobado. Sólo lo hemos utilizado una vez hasta ahora pero el resultado fue espectacular. No tardó más de 15 minutos en mantecar el helado y además quedó super cremoso, una maravilla! 

En conclusión podemos decir que no es una máquina necesaria para vivir. Sin embargo sí que es un electrodoméstico muy útil, que facilita y agiliza el trabajo en la cocina y que, si le das uso, vas a amortizar su, en principio elevado, precio en seguida. Puesto a gastarnos el dinero en un robot de cocina, nos hacemos con el mejor.

Eso sí, hay que pensárselo muy bien antes de comprarlo y tener claro qué es y para qué se usa y, sobre todo, para qué no. Y si la vamos a utilizar lo suficiente como para que el desembolso económico valga la pena.

En nuestro caso, estamos contentísimos con la KA y le damos bastante uso. Sin dudarlo ha sido nuestra mejor adquisición para la cocina hasta el momento.

Por cierto, que todas las fotos tan profesionales que hemos puesto en esta entrada las hemos sacado de la web oficial de KitchenAid. Aquí les dejamos algunas fotos que le hemos sacado a la nuestra.






*Nota: si quieren obtener más información pueden visitar la web oficial de Kitcheaid España. Y si quieren conocer un poco la historia de este electrodoméstico no duden en visitar Kitcheniad México, donde en su apartado “historia” nos explican los hitos que se han ido produciendo en la fabricación de este robot de cocina a los largo de sus más de 90 años de historia.