lunes, 27 de febrero de 2012

Pisto con bacalao



Buenas!

Hoy traemos otro plato de verdura muy sencillo y tradicional en nuestro país como es el Pisto que en esta ocasión hemos acompañado con un lomo de bacalao.

El pisto es una elaboración que se repite de manera más o menos similar por toda la geografía española pero es el Pisto manchego el que más fama tiene. Se cree que los agricultores lo cocinaban al aire libre con las hortalizas que recogían de su huerta y que solían ser pimientos (verdes y rojos), calabacín y tomate. En la actualidad también se la añade tomate y ajo habitualmente y es común incorporar además la berenjena a este guiso. Por estos lares no es extraño encontrar el Pisto acompañado por unas papas fritas cortadas en cuadros a modo de guarnición de la guarnición.

Nuestro Pisto manchego se asemeja muchísimo a otros platos tradicionales del resto del país, como por ejemplo la Piperrada vasca o la Samfaina catalana. Fuera de nuestras fronteras también podemos encontrar recetas similares, como por ejemplo el Ratatouille francés, la Kapunata de Malta o la Ciambotta italiana.

Tradicionalmente el Pisto manchego se acompaña con un huevo frito (si se come caliente) o con jamón (frío o caliente). Nosotros nos hemos decidido por un buen lomo de bacalao. La razón es sencilla: al señor Tartufo no le gustan los huevos fritos y le apetecía pescado… Decidido entonces!

He de reconocer que el bacalao no es de mis pescados favoritos. Supongo que por tradición, en Canarias son más comunes otros pescados (Sama, Lubina, Corvina, Dorada, Vieja, Caballa, etc.) y tengo el paladar hecho. Sin embargo en el País Vasco está presente en muchas de sus recetas más tradicionales, será por eso que es el pescado favorito del señor Tartufo. Sin embargo tampoco le hago ascos y me lo como bien a gusto. Además reconozco que es un pescado muy limpio, casi libre de espinas, lo cual me da mucha tranquilidad a la hora de dárselo a la peque, a quien por cierto le encanta.

Pisto con bacalao

Vamos con la receta!


Ingredientes: para 3 personas

Un lomo de bacalao
Un pimiento rojo
Un pimiento verde
Un calabacín
Una berenjena
Dos cebollas
5 dientes de ajo
250 gr de salsa de tomate
Una cucharadita de pimentón
Tomillo
Romero
Aceite de oliva
Pimienta negra recién molida
Sal


Elaboración:

Pelamos la cebolla, los ajos  y la berenjena. Cortamos toda la verdura en brunoise y ponemos una sartén o cazuela al fuego con un chorrito de aceite para saltear la verdura. El siguiente paso es cuestión de gustos o preferencias: puedes saltear toda la verdura junta; respetar los tiempos de cocción de cada uno, con lo que el orden sería primero la cebolla, seguida por el pimiento, los ajos, el calabacín y por último la berenjena; o saltear toda la verdura por separado, como hemos hecho nosotros. Lo importante es que las hortalizas queden bastante “al dente” o de lo contrario se nos pasarían demasiado al volver a cocinarlas en el siguiente paso.


Cuando toda la verdura esté lista agregamos el pimentón y damos unas vueltas para que no se queme. Seguidamente incorporamos la salsa de tomate y dejamos que se cocine todo junto durante unos 10 minutos. Salpimentamos al gusto, retiramos del fuego y reservamos.

Para cocinar el bacalao ponemos una sartén o plancha al fuego con unas gotas de aceite. Ponemos el bacalao al fuego por la parte de la piel y la dejamos hasta que esta quede dorada. Damos la vuelta y dejamos que se cocine un par de minutos más (depende del punto de cocción que a cada uno le guste para el pescado). Retiramos del fuego y salpimentamos.

Servimos el lomo de bacalao acompañado por el pisto que debe estar caliente. Listo para comer!