viernes, 14 de diciembre de 2012

Pavo asado con salsa de uvas y cava


Buenas!

Hoy venimos con el segundo capítulo de nuestro recetario navideño.

La receta que hoy nos ocupa, por su ingrediente principal (uvas), bien podría valer para la cena de Nochevieja. Se trata de unos muslos de pavos asados al horno, con una sencilla salsita de uva y con una guarnición muy original: unas uvas salteadas… una delicia vamos y más navideño imposible. Uvas en la cena y uvas en las campanadas!

Pavo asado con salsa de uvas y cava

La Nochevieja en casa de los Tartufo se parece bastante a la de cualquier otra casa en la que haya niños pequeños. Cenamos en familia, tarde para casi casi empatar con las uvas, disfrutamos de las campanadas, nos damos besos y nos felicitamos, tomamos alguna copa (unos más que otros, alguien tiene que hacerse cargo del bebé), bailamos, cantamos y caemos rendidos más pronto de lo que nos gustaría y con la tripa un poquito de aquella manera de tanto comer cosas ricas jejejeje… Nada que no cure un poquito de sopa al día siguiente.

Y para rematar aquí va una de esas canciones que no deben faltar en Nochevieja de uno de mis grupos favoritos, desgraciadamente ya extinguido :(






Ahí va la receta!



Ingredientes: para 2 personas

2 muslos de pavo (granditos)
Un racimo de uvas blancas (aproximadamente 1/2 kg)
250 ml de cava
Una cebolla
2 dientes de ajo
Una nuez de mantequilla
Tomillo
Aceite de oliva
Pimienta negra molida
Sal








Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º centígrados, con calor arriba y abajo y la bandeja en la posición central.
Desgranamos y lavamos las uvas. Ponemos aproximadamente la mitad en el vaso de la batidora y las trituramos. Colamos y reservamos el jugo obtenido.


Salpimentamos los muslos de pavo y los ponemos en una fuente (o cazuela) apta para horno bien engrasada o, como hemos hecho nosotros, cubierta con papel de aluminio.
Esparcimos la mitad de la mantequilla y el tomillo sobre los muslos y los cubrimos con el zumo de uvas que habíamos reservado.


Introducimos el pavo en el horno y cocinamos hasta que el pavo esté dorado, si se quedara sin jugo, podemos añadir algo de cava o agua. El tiempo dependerá del tamaño de los muslos, en nuestro caso fueron unos 20 – 25 minutos.
Mientras vamos con la salsa. Pelamos y cortamos la cebolla en juliana y los ajos en rodajas y los ponemos en un cazo con un chorro de aceite y algo de la mantequilla.
Cuando la cebolla esté dorada, agregamos el vaso de cava y dejamos que reduzca. Cuando haya reducido bastante, trituramos y salpimentamos.
Ahora vamos con la guarnición. Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite y el resto de la mantequilla y ponemos a saltear las uvas. Hay que remover continuamente para que no se quemen. Cuando estén doradas y algo tiernas las retiramos del fuego. 


Cuando el pavo esté listo lo sacamos del horno, retiramos la carne y el jugo que haya quedado en la fuente se lo agregamos a la salsa. Emplatamos.




 Listo para comer!






4 comentarios:

  1. Ya tengo el menú de nochebuena cerrado (yo soy así) pero podría probar a meterlo en el de nochevieja, que suena de lo más apropiado.
    ¡Gran receta, familia Tartufo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Para el menú de fin de año viene genial, compras unas uvas de más y listo :)

      Eliminar
  2. Para mi que siempre me atraganto con las uvas, ninguna receta mejor, me como las uvas en la cena y está!!!! y encima disfruto de un plato exquisito. No se si valdrá comerlas así?? jajaja

    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej. Yo siempre me atraganto, te lo garantizo! Es que con tanta prisa no se puede. Jejejej, no se yo si valdrá comerlas así pero la intención es lo que cuenta, no? Jejejej. Besitos!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.