domingo, 18 de noviembre de 2012

Bizcocho de kaki (sin huevo)


Buenas!

Ya estamos otra vez a vueltas con el reto mensual del Foro Mundorecetas del que ya les hable en la receta de Setas salteadas con chorizo.

Este mes nos propusimos hacer recetas aprovechando los frutos y frutas de temporada: nueces, castañas o kaki, o todos ellos a la vez. La verdad es que decidirse por uno sólo de estos maravillosos productos es bastante complicado.

Hacia tiempo que le estaba dando vueltas a la idea de hacer algún bizcocho con kakis, aprovechando que están de temporada y además bastante bien de precio. Al final me vi un poco obligada a hacerlo porque me quedé con los kakis, compuesta y sin comensales.

Me explico, el señor Tartufo es un poco reacio a hacer postres con frutas, en realidad es algo reacio a la fruta en general. Sin embargo, al bebé Tartufo y a mi nos encantan y además voy aprovechando las frutas que van saliendo con cada temporada para ir dándoselas a probar a la peque.

Pues eso que tocó kaki, me dirigí al super y me traje 3 (uno para cada uno). A mi me canta, me los como en un suspiro, me parece que tienen el punto justo de dulzor para aplacar ese áspero que deja en la boca tras cada bocado. Además es una fruta cargada de minerales (potasio, hierro, magnesio, fósforo, calcio y sodio), vitaminas A y C. Pero el señor Tartufo se negó a comerlo y el bebé Tartufo sí que lo probó pero lo escupió con la misma. Yo me comí el mío y si los cálculos no me fallan, me sobraban otros dos… pues eso, bizcocho al canto!

Y además me dije: puestos a inventar un bizcocho, vamos a elaborarlo sin huevo y así puede comerlo mucha más gente.

Así fue como creamos este Bizcocho de kaki (sin huevo) para el “reto mensual” y para “obligar” a mi esposo y mi niña a comerse lo kakis. ¡Y bien que se los comieron!

Bizcocho de kaki (sin huevo)

Y de regalo este corto que nos encanta... alguna vez todos nos hemos visto como el pobre Donald perdidos con una receta complicada :) Atención al ritual para cascar los huevos!!





Ingredientes:

2 kakis
400 gr de harina
250 ml de nata (35 % de materia grasa)
200 gr de azúcar
125 gr de mantequilla
Un sobre de levadura química
Una cucharada de canela en polvo










Elaboración:

Para empezar, como siempre que hacemos un bizcocho, precalentamos el horno a 180º centígrados, con calor arriba y abajo y la bandeja en la posición central.

Pelamos los kakis y los escachamos con la ayuda de un tenedor para que se noten los trocitos en el bizcocho. Si preferimos que no se noten los pedazos de kaki, podemos triturarlos con la batidora.


Derretimos la mantequilla introduciéndola unos segundos en el microondas y se la añadimos al kaki. Removemos bien hasta que se haya integrado por completo.


A continuación agregamos el azúcar y volvemos a remover, procurando que el azúcar se disuelva por completo.


Añadimos la nata y volvemos a remover hasta que se integre con el resto de los ingredientes.


Tamizamos la harina, junto con la levadura y la canela y la vamos incorporando a nuestra mezcla. Removiendo poco a poco hasta obtener una mezcla homogénea.


Introducimos la mezcla en el molde. En esta ocasión nosotros usamos unos moldes de cartón, similares a las cánulas de las magdalenas pero más resistentes (de cartón duro).


Introducimos los moldes en el horno y cocinamos durante aproximadamente 50 minutos o hasta que quede dorado. Podemos hacer la prueba del palillito para comprobar si está totalmente cocinado.

A disfrutar!

















8 comentarios:

  1. Ideal para un gran desayuno :) ¡Qué buena pinta!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Cocina de restos y de temporada...qué mejor!!!Dale una colleja a Mikel de mi parte, jajja. Bebé tartufo ya es heroína por haberlo probado ;)

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo bueno de que no tenga los prejuicios de sus padres. La colleja será dada! jajjaja

      Eliminar
  5. Yo voy a tener que tomar los caquis así también... ejem ejem. No es que me entusiasmen, pero en bizcocho, entra cualquier cosa. ¿Igual así también me puedo comer las chirimoyas? Jaja. ¿Que me pasa con las frutas del otoño?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, a mi me gustan casi todas las frutas pero las chirimoyas tampoco son lo mio. Habra que inventar otro bizcocho jejejej

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.