lunes, 8 de octubre de 2012

Helado de leche de coco y chocolate (sin huevo)


Buenos días!

Hace un par de semanas colgamos nuestra receta de fabada, comenzaba el otoño con algo de lluvia, temperatura algo más baja y vientos más frescos… nosotros contentos. Pero aquí eso duro poco. Durante estas dos semanas hemos tenido de todo, incluso niebla, terminando hoy con un calor veraniego. Esto es más que el llamado “veranillo de San Miguel”, esto es calor de verano pero del que viene acompañado de una odiosa e agobiante cantidad de humedad que convierte a uno en un ser pegajoso al que se le pegan las moscas, que por cierto van como locas y es que con este calor no deben de estar muy segura de en que época del año están.

Teníamos desde hace tiempo una receta de helado guardada y pensábamos que ya la íbamos a dejar para el verano que viene porque como habían comenzado los primeros fríos… no era plan. Pues va a ser que no, con este calor no apetece más que una ensalada fresquita y detrás… un buen helado.

Hemos visto en las noticias que por la Península andan parecido, más en el sur y en el Mediterráneo. Y que no apetecen las castañas porque no hace suficiente frío. Aquí es que estamos acostumbrados a comernos las castañas sin que haga falta que tengamos fríos jejejeje. Nosotros por si acaso les ofrecemos este helado a ver si apetece más.

Así que gracias al “veranillo de San Miguel” o al cambio climático, prefiero ser optimista y pensar lo primero, hoy les traemos nuestra receta de helado de leche coco y chocolate. Sinceramente cuando hicimos este helado el señor Tartufo no estaba demasiado entusiasmado.  Y es que el sabor del coco no le agrada demasiado: ni el yogur, no las galletas, ni la fruta en sí, ni mucho menos la leche de coco que es con lo que hemos elaborado este helado.

Tenemos que aclarar que a este helado le hemos puesto leche de coco (sin proteína de leche) y nata para montar (que sí que tiene proteína de leche) para aportarle cremosidad. Si quisieran preparar este helado para personas que no puedan tomar leche sólo tendrían que sustituir la cantidad de nata por más leche de coco (500 ml en lugar de 250) o cualquier otra leche de origen vegetal o incluso por tres yemas de huevo.
Un consejo si te gusta mucho el sabor a coco: añade un par de cucharadas o tres de coco rallado al final del proceso, junto con el chocolate, así se acentuará el sabor. Nosotros no lo hicimos porque como ya he dicho, al señor Tartufo no le gusta demasiado al sabor a coco. Aun así, nos quedó un helado con un sabor a coco muy suave y que junto con el chocolate tiene un sabor delicioso. Además no lleva huevo así que es apto para alérgicos al huevo.

Ahí va la receta!


Helado de leche de coco y chocolate


Ingredientes:

250 ml de leche de coco
250 ml de nata
150 gr de azúcar
2 cucharadas de azúcar invertido
Una cucharada de esencia de vainilla
Una cucharada de ron miel
Una cucharada de mantequilla
100 gr de chocolate fondant








Elaboración:

Como siempre que vamos a hacer helado, debemos haber puesto el vaso de la heladora durante al menos 24 horas antes en el congelador (envuelta con film o dentro de una bolsa de plástico).

Ponemos un cazo al fuego con la nata y la leche y la dejamos cocer justo hasta que rompa a hervir,  moviendo de vez en cuando para que no se nos pegue. En ese momento añadimos el azúcar  y la vainilla y removemos con una varilla.


Retiramos del fuego cuando notemos que el azúcar se ha diluido por completo. Volcamos la crema que hemos obtenido en un recipiente y dejamos reposar durante aproximadamente 15 minutos para que se temple antes de taparlo e introducirlo en la nevera, donde lo dejaremos reposar durante al menos 4 horas para que se integren bien los sabores.
 
Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la heladera en marcha y vamos introduciendo la crema en ella. Añadimos el ron y vamos dejando que el helado manteque.


Mientras vamos ponemos el chocolate y la mantequilla para que se derrita (al baño María o en el microondas). Cuando el helado ya esté listo añadimos el chocolate y removemos. El chocolate se enfriará rápidamente porque el helado está muy frío y al remover conseguiremos que se distribuya en trocitos pequeños por toda la crema.

Guardamos en un recipiente en el congelador. Lo ponemos en la nevera media hora antes de su consumo para que se atempere.



Qué aproveche!


4 comentarios:

  1. Qué bueno! ver los helados ahora hace que añoremos menos el verano :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que provechar estos restos de calor que nos quedan!! Besitos!

      Eliminar
  2. Viva el coco!!!Jo, me quedé con ganas de comprar la heladera del Lidl...pero en fin, otro año será, o, a este paso, sacan otra remesa...menudo calorazo aquí hoy también!
    Me encanta q hagáis estas recetas sin huevo, ya sabéis!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo no estaba muy de acuerdo en comprarla pero tengo que darle toda la razón al Señor Tartufo que fue quien la trajo a casa porque la verdad es que es una auténtica maravilla. Los mejores helado que he comido son los que hemos hecho este verano. Ya tienes otra recetita más con la que sorprender a tu señora madre. Muchos besitos!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.