viernes, 19 de octubre de 2012

Bombones de chocolate, avellana y pimienta. Cine + food: Chocolate



Buenas!

Hoy retomamos esta sección que tanto nos gusta, nuestro Cine + food, con Chocolat, una película que el señor Tartufo y yo vimos hace muchos años, concretamente 12 (ya que se estrenó en el año 2000), eso sí la vio cada uno por su cuenta porque en esa época aún no nos conocíamos.

Chocolate es una película absolutamente deliciosa. Y no solo por las cantidades ingentes de chocolate que Vianne Rocher (Juliette Binoche) ofrece a sus vecinos en su pequeña “chocolaterie” de Lansquenet, un pequeño poblado francés en el que recientemente se ha instalado con su hija Anouk (Victoire Thivisol).

Vianne es una mujer amable, abierta y espontánea que, a través del chocolate, despierta los deseos más ocultos y olvidados de los habitantes de este pueblo cuya vida transcurre en torno a la religión y el “qué dirán” y cuyos designios dicta la intachable moralidad de su amargado alcalde (Alfred Molina). Además posee un curioso don, es capaz de adivinar cuál es el chocolate favorito de cada persona; de todos excepto de Roux (Johnny Depp).

Con una muy afrancesada atmósfera de cuento esta película nos enseña que el chocolate alimenta el alma. Lo mismo sirve para curar la tristeza, como para calmar el frío, como para arrancar una conversación alrededor de una humeante taza de chocolate caliente, como para levantar el ánimo (y otras cosas).
Volver a ver esta película nos inspiró. Despertó en nosotros el deseo de elaborar algo bonito y delicado, como los pequeños chocolates que Vianne preparaba en su trastienda. Así que le dimos vueltas a la cabeza hasta que se nos ocurrió esta idea en la que, como Vianne, mezclamos chocolate y pimienta.

Como hemos dicho, Vianne tenía el don de adivinar cuál era el chocolate favorito de cada persona. Pero no sólo eso, también tenía el don de elaborar el chocolate que cada persona necesitaba para calmar sus penas.
Y nosotros… ¿habremos adivinado tu favorito?



Bombones de chocolate, avellana y pimienta




Vamos con la receta!




Ingredientes:


Para el bizcocho:

200 gr de harina
150 de chocolate negro fondant
150 gr de azúcar
60 gr de mantequilla
4 huevos
Un sobre de levadura química



Para el bombón:

Las migas del bizcocho
5 cucharadas de crema de chocolate y avellanas
20 avellanas tostadas



Para el baño de chocolate:

270 gr de chocolate negro fondant
180 ml de nata para montar
55 gr de mantequilla
Una cayena
Pimienta negra molida al gusto










Elaboración:


Para el bizcocho:

Para empezar precalentamos el horno a 160º centígrados, con calor arriba y abajo y la bandeja en la posición central.

Fundimos el chocolate junto con la mantequilla (al microondas o al baño María), removiendo hasta que esté completamente disuelto y reservamos. 

Ponemos en un recipiente los huevos junto con el azúcar y batimos hasta obtener algo de espuma y el azúcar se haya disuelto. Tamizamos la harina junto con la levadura y se lo añadimos a la mezcla anterior. Removemos hasta obtener una crema. Por último añadimos el chocolate y removemos hasta que esté completamente integrado.



Forramos un molde con papel de horno y vertemos la mezcla en él. Introducimos el molde en el horno y cocinamos durante aproximadamente 45 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y éste salga limpio.

Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos en el molde hasta que esté templado y podamos desmoldarlo, momento en el que lo dejaremos reposar sobre una rejilla hasta que esté completamente frío.




*Nota: Para hacer nuestros bombones necesitaremos aproximadamente la mitad del bizcocho así que el resto pueden comerlo tal cual ya que está buenísimo. Es mejor esperar un par de días después de hacer el bizcocho para que esté un poco seco y las migas se deshagan mejor para hacer los bombones.




Para los bombones:

Desmigajamos la mitad del bizcocho anterior. Agregamos la crema de chocolate cucharada a cucharada y vamos removiendo hasta que hayamos obtenido una masa más o menos compacta.


Hacemos montoncitos de masa de 25 gr cada uno, añadimos una avellana y hacemos bolitas con los montoncitos, procurando que la avellana quede en el medio de las mismas, dándoles forma con las manos (como con la plastilina en el cole).


Depositamos las bolitas en una bandeja cubierta con papel de horno y las introducimos en la nevera un par de horas para que se endurezcan bien y poder manejarlas mejor.






Para el baño de chocolate:

Ponemos un cazo a fuego medio e introducimos en él la nata y la cayena. Dejamos que se cocine justo hasta que comience a hervir. Mientras troceamos el chocolate. Retiramos del fuego y quitamos la cayena y añadimos el chocolate al cazo con la nata y vamos removiendo hasta que esté completamente disuelto. Entonces agregamos la mantequilla y removemos de nuevo hasta que se haya integrado por completo. Probamos y añadimos pimienta molida al gusto.


Ahora vamos con el baño de chocolate. Esta operación hay que hacerla con mucho cuidado y lentamente para que las bolas queden totalmente cubiertas y no se nos rompan. Para ello tenemos dos consejos: el primero es dejar el chocolate en un baño maría para que se mantenga templado y no se vaya solidificando, y el segundo es ir bañando la mitad de las bolas y dejar el resto en la nevera mientras tanto para que no se reblandezcan con el calor de la cocina.
Pinchamos las bolas con un alfiler y las metemos en el chocolate una a una. Les damos unas vueltas para que se bañen por completo, las sacudimos un poquito para que pierdan el exceso y volvemos a depositarlas sobre el papel de horno.



Cuando tengamos listas todas las bolas las guardamos en la nevera para que el baño de chocolate se endurezca. Servimos sobre cánulas para trufas y listas para comer!




*Nota: cuidado con la cantidad de pimienta ya que al estar caliente no se capta del todo sabor y una vez frío podría resultar demasiado picante.




9 comentarios:

  1. Ejem... ¿Si Jonhy Depp me trae vuestros bombones ya sería mucho pedir? ;)
    La película es muy buena, y creo que os habéis acercado al "ambiente" especial que crea. Que delicadeza :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... se podría intentar pero no se si me llegará para pagarle el billete jajajaj. Gracias maja! :)

      Eliminar
  2. Es la típica película que no estoy segura de si he visto o no, jajaja. Tanto hablar de ella me resulta tan familiar...con la mía no dáis, porque no me gustan los bombones :D (sólo los tolero a un máximo de 55% de cacao)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... a mi me pasa eso con mogollón de pelis! Pues que va, no dimos con tu "tecla" porque estos son todo chocolate. Lo seguiremos intentando! :D

      Eliminar
  3. A esto si me apunto...pero yaaaaa...jja...madre mia. La peli no la he visto...ups!la pongo en tareas pendientes. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy no hay que perdérselo porque es una delicia chocolateada jajajaja. La peli es muy bonita, no te la pierdas si tienes la oportunidad. Besitos!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola, me ha gustado mucho a receta. Me encantaría saber qué libro es el de las fotos!
    Gracias, Besitos de chocolate jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Nos alegramos mucho de que te haya gustado la receta, la verdad es que los bombones son muy sencillos y quedaron buenísimos. La foto es de un libro que tenemos hace bastantes años y que nos gusta mucho, se trata de "Cocine" de Félix Linares, David Erauskin y Fernando Canales. Besitos :)

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.