miércoles, 26 de septiembre de 2012

Pan de maíz


Mientras ojeo más que veo La invención de Hugo, película de Martin Scorsese nominada a los Oscar. Que no es que sea una gran película pero sí que supone un agradable espectáculo de colorido y desbordante imaginación. Y que entiendo que es un homenaje al cine francés ya que tanto la banda sonora, los tempos, los personajes y la ambientación de la película evocan otras como Amelie y Delicatessen (Jean Pierre Jeunet y Marc Caro). Tengo que decir que este film es un quiero y no puedo de dimensiones épicas, no tengo idea del presupuesto de la película (que lo presupongo descomunal) pero se ha quedado en un mero, aunque eso sí original, espectáculo visual que no tiene mayor trascendencia. Y es que Scorsese nos tiene acostumbrados a dar una de cal y otra de arena con sus películas.


Como la película no me ha acaba de convencer y hoy no toca nuestra sección cine + food, he decidido aprovechar el tiempo y escribir la entrada de mañana. Y de paso hablarles de algo que si que me gusta, nuestra biblia del pan: Hecho a mano, de Dan Lepard. Ya les he hablado anteriormente de este gran panadero y de su obra. Pero en esta ocasión voy a contarles el primer pan que hicimos nada más tener el libro en nuestras manos. Lo abrimos y debíamos escoger uno entre una amplia gama de panes, a cual más llamativo y delicioso. Sin embargo debía cumplir dos requisitos: que en su lista ingredientes no se encontrara la masa madre (ya todavía no habíamos tenido tiempo de hacerla) y que llevara “harinas extrañas o poco comunes”. Y es que en nuestro afán panarra nos hicimos con un sinfín de harinas (de trigo, de maíz, de centeno, de espelta, integral de trigo, de maíz tostado, etc.). Viendo que cumplía dichos requisitos nos decidimos por este pan de maíz que resultó estar sorprendentemente bueno y cuyo sabor a maíz desborda en cada bocado. Además este pan tiene una particularidad y es que para su elaboración previamente tenemos que hacer una polenta de maíz que es la que le otorgará a nuestro pan el sabor y ese tono amarillento que lo caracterizan.




Pan de maíz





Hecho a mano, Dan Lepard



Ahí va la receta!


 



Ingredientes:



Para la polenta:

Una cucharadita de aceite de oliva
50 gr de harina de maíz (nosotros usamos harina de maíz tostado)
100 ml de agua


 




Para la masa:

150 gr de polenta
260 ml de agua
2 cucharaditas y 1/2 de levadura fresca prensada
100 ml de suero de mantequilla a temperatura ambiente
150 gr de harina de maíz
350 gr de harina de fuerza
1/4 de cucharada de sal fina











*Nota: para obtener el suero de mantequilla debemos batir nata para montar bien fría, hasta que se haya cortado. Entonces se cuela para separar el líquido (que es el suero de mantequilla que necesitamos) del sólido que se ha convertido en mantequilla.









Elaboración:


Para la polenta:

Ponemos la harina de maíz y el agua en un cazo. Llevamos la mezcla a ebullición sin dejar de remover. Seguiremos moviendo la mezcla hasta que se convierta en una masa compacta que se despega de las paredes del cazo. Entonces retiraremos del fuego  y depositaremos la masa en un recipiente que previamente debemos haber untado con aceite. Aplanamos con una cuchara, tapamos con un plato y dejamos enfriar a temperatura ambiente.






 





















Para la masa del pan:

Para empezar mezclamos la polenta con la levadura y el suero de mantequilla y vamos agregando el agua poco a poco hasta que todos los ingredientes se hayan disuelto.







En un recipiente amplio mezclamos las harinas y la sal y agregamos la masa de polenta. Removemos todo hasta obtener una masa sin grumos y pegajosa. Dejamos reposar durante 5 minutos.


 



















Transcurrido ese tiempo, untamos la mesa y nuestras manos con un poco de aceite de oliva y amasamos durante 10 segundos, terminando en forma de bola. Limpiamos el recipiente, lo untamos con aceite y dejamos reposar la masa de nuevo, esta vez durante 10 minutos.







Repetimos la operación anterior pero esta vez dejamos reposar durante 15 minutos.

Seguiremos repitiendo la técnica de breve amasado – descanso de 15 minutos hasta completar una hora y cuarto.

Transcurrido ese tiempo habremos obtenido una masa suave y con minúsculas burbujas.

Dejamos reposar de nuevo en el recipiente, esta vez durante 30 minutos.
Pasada la media hora cubrimos un recipiente con nuestro paño de panadero enharinado (o bien usa un cesto de fermentación). No nos conviene usar un bol demasiado grande porque entonces la pieza de pan se nos desparramaría; necesitamos un recipiente mediano que lo contenga y le de forma.

Amasamos el pan brevemente terminando en forma de bola y lo depositamos en el recipiente (con las uniones hacia arriba). Dejamos reposar tapado durante aproximadamente una hora.





Precalentamos el horno a 220º centígrados, con calor arriba y abajo.

Volcamos el pan sobre la bandeja del horno que previamente debeos haber enharinado (ahora sí con las uniones hacia abajo) y hacemos unos cortes en la parte superior de la masa.

Horneamos el pan durante aproximadamente una hora o hasta que esté dorado.







Qué aproveche!





Recuerda que si tienes dudas a la hora de elaborar este u otros panes puedes echar un vistazo a nuestros Consejos para hacer pan en casa.























8 comentarios:

  1. Cada dia nos sorprendes con alguna idea de pan muy bien un muxu

    ResponderEliminar
  2. !que estupendas masas!, dan ganas de comertelo todo. bss Acaramelada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria o Ana... Besos para vosotras tambien! :D

      Eliminar
  3. La peli es bastante ñoñeras y se pasan sacando planos de los ojos del niño, que acaban dando hasta cague. Jo, qué ilusión!Tengo una harina de maíz turrado que compré en Asturias, llamé al molinero y me dijo que se usaba sobre todo para repostería. Hice un pan, así de aquella manera y no me moló pero confío plenamente en esta receta y antes de que me caduque lo probaré!Es que además paso de hacer repostería, una buena fruta no tiene competidor!!!

    Un besazo family

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien en confiar Anita :D este pan se sale, te llena la casa de un olor a pan de alucine, todos los panes lo hacen, pero el olor de este es diferente, super rico en todos los aspectos!

      Eliminar
  4. Así da gusto..qué bien explicadito !!tiene una pinta estupenda!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nancy por pasar por aqui a dejar un saludito! un saludo!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.