lunes, 13 de agosto de 2012

Tagliatelli con setas y calamar

Buenas!

Muchos de vosotros, los mas observadores, os habréis dado cuenta que últimamente yo, el señor tartufo, no me estoy prodigando mucho en el tema de escribir las entradas de las recetas. Me imagino que lo habréis notado en la forma de escribir, ya que a mi no se me da del todo bien, la señora tartufo hace mucho hincapié en el tema de las propiedades de un ingrediente particular, y a mi por el contrario me gusta acordarme por un motivo o por otro de algún recuerdo de mi pasado culinario, o bien mi infancia, pero bueno, me he puesto como auto-exigencia escribir yo una vez en semana en el blog, y así va a ser! Ahora me estoy dedicando a elaborar las recetas y poco más. No es que pase del blog, sino que ando con el tiempo justo, ese es el motivo de que no escriba mucho. Por otro lado está la señora tartufo, la verdad es que le ha venido que ni pintado quedarse en el paro para algunas cosas, es obvio que para el tema económico no es la mejor de las noticias, pero para otros menesteres, la verdad es que es lo mejor que nos ha pasado. Y como se suele decir, al mal tiempo buena cara… pues eso es lo que hacemos! Y punto! 

Os cuento que ya llevamos un tiempito con el blog, y la verdad es que es una pasada! Cada día me gusta mas tenerlo. Mucha gente no lo entiende, dicen que como puedo andar molestándome tanto en fotografiar cada paso que doy, pasarme tanto tiempo delante del ordenador escribiendo la receta, o difundiendo el blog por redes sociales, que como hago todo esto sin cobrar… Y la verdad es que ya ni me molesto en responder, o te gusta o no te gusta. Y está claro que por dinero no lo hacemos, tampoco me gasto un duro en el blog, todo lo que se ve, se come! Y lo normal es que esté muy bueno (siempre lo está, sin modestia). Así que, por qué no hacerlo? Respondo yo. A mi por ahora no me ha traído sino buenas noticias, conocer gente, oportunidades, algún curso que otro, me he enriquecido muchísimo culinariamente hablando y estoy conociendo muchísima gente del mundo gastronómico que antes ni se me hubiera pasado por la cabeza conocer…  Vamos, que os podéis imaginar que para mi es una gozada!

Luego, por supuesto, no me quiero olvidar de todos vosotros, cada días sois mas, y en la visitas se nota un montón, lo que al principio eran 25 visitas diarias, después fueron 50, después 100, 200, etc… y ya estamos en unos niveles que yo ni me imaginaba que podríamos llegar, y menos en tan poco tiempo! Y todo esto sin contar Facebook, Twitter e Instagram, que no se cuanta gente será, pero son muchos,… Así que como os digo, cada comentario que dejáis aquí, cada visita, cada pregunta, algunas peticiones de algunas recetas, TODO! Nos hace una ilusión tremenda, y con muchísimo gusto respondemos, hacemos todas y cada una de vuestras peticiones, aunque a veces tardemos más de lo que nos gustaría, al final intentamos que todo llegue.
Bueno, esto era todo lo que quería decir desde que llevo sin escribir, ahora voy con el tema gastronómico que es lo que a mi personalmente me mueve en este blog :D

Todos los sábados que me toca librar vamos al mercado, ese bullicio mañanero me encanta. Mi madre de toda la vida ha tenido un puesto en el mercado y creo que ese ambiente lo tengo grabado a fuego en mi. El simple olor desde que entro por la puerta, una mezcla de verdura, carne y olor como a bodega… me encanta, seré de los únicos que les gusta, pero es así, no lo voy a negar.

Pues bien, para no liarme más de la cuenta, desde hace 3 ó 4 sábados tenía echado el ojo a un puesto, un puesto super particular, porque nunca había visto nada parecido en ningún mercado, y seguro que los habrá en otros, pero yo nunca lo había visto. Pues bien, un puesto de pasta fresca, tiene un ventanal grandísimo con toda la maquinaria para que la vea todo el mundo, y puedes ver al dueño elaborar la pasta allí mismo. Para mi un lujo, solo con ese detalle ya me vuelvo loco! Justo al lado está el mostrador, donde una dependienta con un marcado acento italiano te explica con mucha amabilidad como cocer la pasta, cuantos minutos, cuanto tiempo guardarla en la nevera una vez abierta, etc,… un encanto! 

Como si de un lobo se tratara, yo, cada sábado miraba embobado ese puesto, y observaba desde la distancia como ese señor hacia la pasta fresca, super hipnótico para mi, hasta que un día decidí acercarme y preguntar a como vendían esos sobres de tagliatelli con tan buen aspecto. Pues bien, cual fue mi sorpresa cuando me dijo que a 1,80 €, seguro que es su precio justo, pero para mi, fue un precio irrisorio, no se, pensar el trabajo que tiene, y venderlo solo a ese precio, me pareció más un regalo que otra cosa, me fui encantado.

Solo tocaba probarla! Pues aquí les dejo la receta con la que me comí esta increíble pasta, en serio, no es publicidad, cuando una cosa merece ser contada, yo lo diré. En este caso es así! De hecho volví a ir y tomé unas fotos, pregunté a ver si las podía colgar en el blog y la chica, la dependienta, me dijo que no las colgara sin hablar antes con el dueño (que en ese momento no se encontraba). Pero como que me da igual, no he dicho ni una sola palabra mala, ni la pienso decir, todo lo contrario. Es para que veáis hasta que punto no es publicidad, sino difundir un gran sitio donde se puede encontrar pasta fresca de verdad a buen precio.
No diré la dirección  ni el lugar exacto, si alguno lo quiere que me lo diga y se lo hago llegar por otros medios. 

Bueno, aquí os dejo la receta que ya me he alargado bastante. Hasta la semana que viene!


Tagliatelli con setas y calamar


 


Ingredientes:


300 gr de tagliatelli fresco
½ calamar mediano
100 gr de setas
Una cebolleta
Queso parmesano
Aceite de oliva
Pimienta
Sal




Elaboración:

Para empezar cortamos la cebolleta en brunoise (pedazos muy pequeños) y las setas y el calamar en tiras. Picamos el perejil muy pequeñito.

A continuación ponemos una sartén a calentar a la que agregamos un chorrito de aceite. Cuando esté caliente ponemos la cebolleta y sofreímos a fuego lento. Salteamos y cuando esté dorada agregamos las setas.


Por último añadimos el calamar y dejamos que se cocine a fuego fuerte durante solo unos segundos ya que se hace enseguida (de lo contrario se nos pasará). Reservamos.

Mientas ponemos un cazo con abundante agua a hervir. Cuando llegue a ebullición, añadimos la pasta y dejamos cocer, en este caso únicamente 3 minutos (para otras hay que seguir las instrucciones del fabricante). Escurrimos el agua y agregamos la pasta a la fritura que habíamos hecho.

Salteamos ligeramente junto con el refrito para que los tagliatelli se impregnen de los sabores de la verdura y el calamar a los que agregamos también el perejil. Salpimentamos y retiramos del fuego. Emplatamos y decoramos con unas hojas de albahaca y un poco de queso parmesano laminado.



 Listo para comer!

11 comentarios:

  1. Sr. Tartufo, me ha encantado!! no solo la receta, que estará riquísima, me gusta la pasta. Como has relatado parte de tu infancia y esa pasión por la cocina, grabada en tu piel como un tatto. Te he imaginado en el mercado "la Bretxa", de chiquitujo, jaja, conocí a tu mamá de jovencitas. Y eso es lo que hay, cuando te vas haciendo famosillo, (será que llegas a la gente) esa es la magia de internet, que sin conocer a la gente personalmente, la llegas a concer interiormente. Y eres grande, no solo en tamaño, que me lo pareces, si no en como amas a tu Sra. Tartufa y vuestra Tartufina, y a la cocina. Ánimo, sigue haciéndolo a tu manera, es muy cercana y tierna (aunque suponga ya, un esfuerzo añadido). NOS ALIMENTAS CON TU CARIÑO Y TUS RICAS RECETAS. Gracias Sr. Tartufo

    ResponderEliminar
  2. ah!! que me he metido tanto en el texto, jaja. Lo de las fotos y explicaciiones detalladas, me parece fabuloso, x que es la mejor manera de aprender a cocinarla ,viendo los pasos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Aurea!
      Con comentarios asi da gusto empezar el dia! La verdad es que como ya he dicho, en la bretxa he pasado muchisimo tiempo, muchas horas, no trabajando obviamente, pero mi cole de txiki, estaba al lado del trabajo de la ama, y claro, cuando salia pues me iba al puesto que tenia mi madre a esperar que ella saliera, y quieras que no, eso te marca, y se que guardado dentro... ahora ya la bretxa no es lo que era, la reformaron y ya no me llega tanto, pero donde hay poso... Por cierto, con comentarios como el tuyo de hoy las visitas me importan un pepino, prefiero que seamos cuatro y el del tambor, pero como vosotros, sois lo mejor! Yo veo otros blogs donde pone, "que rico tiene que estar", y cosas por el estilo, y enorgullece ver los comentarios que me dejais aqui :D Muchas gracias por tu tiempo y por la palabritas :D

      Eliminar
  3. Me encantan tus historias, txiki, las infantiles y las actuales, qué gracia me ha hecho imaginarte ahí, semana tras semana espiando el puesto, con lo lanzado que pareces..!
    A mí también me encantan los mercados de toda la vida, cuando voy a un sitio nuevo es lo primero que visito, antes que los monumentos.
    Me alegro mucho de que estés tan contento con el blog, todo es cuestión de tiempo, y lo que te queda.. dentro de nada, habrá que hacer cola para comentar aquí.
    La receta, exquisita, me encantan todos los ingredientes por separado, así que junto.. ay, qué rico!
    El otro día me equivoqué, volví a ver las fotos de la pitufina reconcentrada y creo que la que te va a quitar el puesto va a ser ella, jajá, hiru muxu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Epa! Pues lo parezco, pero luego soy un indeciso de narices, antes de entrar a una tienda tengo que pasar 3 veces por delante hasta que me atrevo a entrar, no se, son manias... para otras cosas en cambio soy muy echao palante, pero para estas historias... eso si, una vez que cojo carrerilla le pregunta hasta el tipo de harina que usa para hacer la pasta,...
      No creo que lleguemos a que haya que coger numero para dejar comentarios, pero vamos, en este caso no valdra aquello de los ultimos seran los primeros, nada de eso! Siempre tendreis un hueco aqui, y en mi corazon, aunque suene cursi y a mentira, nada de eso... palabra!
      Respecto a tartufina, pues que te voy a decir, que cuando la veo cocinar con sus cocinillas de juguete, alucino... solo ver que imita a su padre, que prueba todas las comidas imaginarias que prepara, que me las da a probar a mi, que me pregunta el nombre de cada utensilio de juguete que tiene... pues no se, yo que te voy a decir, que se me cae la baba. No se hasta que punto me gustaria verla triunfar en este mundillo, a mi me apasiona, pero yo que lo conozco por dentro, me gustaria algo mejor para ella, claro... eso queremos todos los padres, pero al final la que va a decidir va a ser ella, eso esta claro, y si ella quiere ser la mejor cocinera del planeta, yo desde luego no se lo voy a negar, y la voy a apoyar a muerte! buahhh y paro de montarme peliculas, que no veas... que me desbanca a Elena Arzak sin haber cumplido los dos años... jajaja

      Eliminar
  4. Qué buena pinta, con lo que me gusta la pasta. Al final, con las prisas siempre acabo haciéndola de la misma manera. Esta receta me parece muy apetitosa. La probaré seguro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que probarla. Un día que tu padre vaya al mercado, le dices que coja la verdurita más fresca que pille y la haces en un pis pas!!

      Eliminar
  5. Mmmhhhh! yo había hecho la pasta con calamar o la pasta con setas pero no con los dos ingredientes juntos y debe estar delicioso. La próxima vez que toque pasta te lo copio.

    ResponderEliminar
  6. Buenas! pues casa perfectamente! de hecho los salteados de chipis, calamares, sepias, etc... con champis, setas e incluso hongos son platos para mi, de categoria...

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Esta receta la hago!! Tengo un hijo apasionado de ella ,por lo que me viene genial para hacer algo diferente.
    Un besote y feliz domimgo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que buena queda. La pasta fresca siempre está buena con poquito que le pongas, pero con el calamar y las setas está increible. Si la haces, cuéntanos qué tal!
      Besitos!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.