lunes, 27 de agosto de 2012

Mermelada Tartufo de ciruela


Buenas!

Esta semana nos han regalado ciruelas, un montón de ciruelas… como 2 kilos o 3!! Un compañero de trabajo del señor Tartufo tiene la fortuna de vivir rodeado de árboles, entre ellos un maravilloso ciruelo que da unas hermosas y dulces ciruelas de la variedad Santa Rosa.

Fruta que crece sin pesticidas, que es cuidada con mínimo, que se recoge en el momento óptimo de maduración (su recolección se realiza a mitad de verano, así que han llegado a casa más frescas… imposible), que no recorre cientos de kilómetros, ni ha pasado días en cámaras antes de llegar a nuestras manos,… un verdadero lujo! 

Así que hemos hecho una especie de trueque: él nos ha dado sus ciruelas, nosotros hemos hecho mermelada para ambos y todos contentos. Da gusto hacer tratos de este tipo! Muchas gracias Paco!

Las ciruelas Santa Rosa tienen la piel de color rojo oscuro, casi violáceo, sin embargo su pulpa es de una tonalidad amarillo anaranjado. Son grandes y redondas y al cortarlas por la mitad quedan en forma de corazón. Su sabor es muy dulce pero con un toque ácido, sobre todo en la pulpa que rodea a la semilla. Están deliciosas para comer a mordiscos, para hacer compotas y, por supuesto, para elaborar una deliciosa mermelada casera.

Para elaborar mermelada necesitamos “despertar” la pectina de la fruta. La pectina es  una sustancia que contienen la mayoría de  las frutas y verduras en mayor o menor medida y que tiene la propiedad de espesar las mismas durante su cocción. Tradicionalmente, la forma de añadir pectina para elaborar mermeladas caseras es añadiéndole zumo de limón o de naranja (que tienen un alto contenido en pectina y además ayudan a que la fruta libere la pectina que contiene). Sin embargo, la pectina natural necesita de mucha cantidad de azúcar para cumplir su función por lo que nuestra mermelada se dispararía en lo que a calorías se refiere.

Para ayudarnos en la tarea hemos utilizado una azúcar gelificante que tiene dos beneficios: reducir la cantidad de azúcar necesario y dar la consistencia propia de la mermelada sin necesidad de cocer la fruta en exceso, con lo que conseguimos mantener las propiedades, el sabor y el color de la fruta prácticamente intactas. Esto se consigue gracias a que este producto contiene pectina natural proveniente de manzana y de cítricos. Este gelificante nos ayudaría a que cualquier fruta (incluso las que no contiene pectina de forma natural) adquiriera la consistencia deseada. Es un producto alemán y, al menos aquí en Canarias, únicamente se encuentra en tiendas de alimentación germana; también puede adquirirse a través de internet.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elaborar mermeladas caseras es la esterilización de los botes que vayamos a utilizar para envasarla y el posterior envasado “al vacío” para evitarnos que alguna bacteria estropee nuestra confitura.

Ya estamos listos así que manos a la obra!



Mermelada Tartufo de ciruela


 






Ingredientes:

1 kg y ½ de ciruelas (variedad Santa Rosa)
½ kg de azúcar
Un sobre de gelificante














Elaboración:

Para empezar lavamos y abrimos las ciruelas por la mitad y le extraemos la semilla. Deberemos tener un kilogramo de fruta ya sin semilla. Troceamos la fruta (como se ve en la foto) y la ponemos en un cazo amplio, junto con el azúcar. Dejamos macerar durante aproximadamente una hora.


Mientras vamos esterilizando los botes. Para ello utilizamos una olla donde introduciremos los botes (una vez lavados y sin etiquetas) separados entre sí por un paño o tela (para evitar que choquen al moverse durante la ebullición y puedan romperse), junto con las tapas. Cubrimos con agua y dejamos hervir durante 20 minutos. Escurrimos y dejamos secar boca abajo.

Transcurrida la hora de macerado, ponemos el cazo al fuego y añadimos el gelificante. Lo dejamos cocer a fuego fuerte, durante 3 minutos y sin dejar de remover. Dejamos reposar para que se atempere.


Introducimos la mermelada en los botes (debemos llenarlos hasta el borde), cerramos bien e introducimos de nuevo en la olla donde (de la misma forma que antes) volveremos a hervirlos durante otros 20 minutos. Sacamos los botes del agua y dejamos reposar 5 minutos bocabajo.

Supuestamente se pueden conservar meses en la despensa. Es la primera vez que hacemos mermelada en casa así que aún no sabemos como le puede afectar el paso del tiempo. Así que ya les contaremos.



Para degustarla, que mejor que una rebanada de pan casero recién tostado… una verdadera delicia!




*Nota: las cantidades son aproximadas pero la proporción siempre debe ser la misma, por cada kilogramo de fruta, medio kilogramo de azúcar y un sobre de gelificante.


Recuerda que si lo necesitas puedes echar mano de nuestros Consejos para hacer mermelada en casa.

10 comentarios:

  1. Donde esté una mermelada casera... y de ciruela roja, mi favorita! Yo aprendí a hacerla en Inglaterra, allí la hacían cada semana para el consumo directo, sin embotar, y sigo haciéndolo así, con la cantidad de azúcar a ojo, una cucharada de azúcar rasa por cada ciruela más ó menos; un truquillo: se echan también los "güitos", acordándose de retirarlos después, claro, sueltan más pectina que la fruta sóla; qué pinta tiene ese pan!

    ResponderEliminar
  2. Hola Maritxu! Hacer cada semana la mermelada es una gran idea pero como teníamos mucha cantidad de fruta nos salieron varios botes. La verdad es que nos ha encantado esto de hacer nuestra propia mermelada y ya tenemos otra preparada (ya pondremos la receta). Muy bueno el truco, la verdad. "Explotar" la pectina natural de la fruta es lo mejor que se puede hacer, nosotros usamos este gelificante porque permite utilizar menos cantidad de azúcar y la fruta se cocina muy poco, así se conservan todas las vitaminas. Y por supuesto una buena mermelada hay que acompañarla de un buen pan. Muxus wapa!

    ResponderEliminar
  3. Super útil esto :) muy bueno el post

    ResponderEliminar
  4. Hey! pasa por mi rinconcito hay una sorpresita para TI! :)

    ResponderEliminar
  5. Esas ciruelas creo que me suenan.
    Ya la e probado y esta perfectisima.
    saludos.
    Pd: Ya tienes lo que me pedistes asi que directo al fuego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aco! Mañana o pasado estoy en ello, a ver si busco una mezcla guapa para hacer la mermelada! ;) Saludos!

      Eliminar
  6. Me he quedado sorprendidísima al leer sólo 3 minutos de cocción. Con lo que tengo que cocer yo las mermeladas para que espesen! Dónde consigues esos sobres de gelificante?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un producto importado de Alemania (de Dr. Oetker) y nosotros sólo lo hemos encontrado en tiendas de productos alemanes o en Internet. La verdad es que este producto es una maravilla! Un saludo y gracias por leernos!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.