viernes, 3 de agosto de 2012

Escalivada

Buenas!

Hacía tiempo que el señor Tartufo quería probar a hacer una escalibada en casa a ver que tal nos quedaba. Así que nos fuimos al mercado y aprovechamos que había unas berenjenas que para qué... al menos de aspecto, porque hemos de sincerarnos, nadie en la familia Tartufo había probado jamás una berenjena… sí! Entonamos el “mea culpa”. Pero si nos ponemos sinceros… hay que seguir hasta las últimas consecuencias: no nos gusta la berenjena… bueno, mezclándolo todo (como se come en la escalibada) se deja comer, pero así sola… va a ser que no. ¡Qué le vamos a hacer! No nos puede gustar todo y para algo en lo que nos ponemos de acuerdo…

Para quién no lo sepa (seguro que todos y todas lo saben pero por si acaso), la escalibada es un plato tradicional de Cataluña (hemos leído que también es tradicional de Aragón) y que se realiza con verduras asadas (generalmente tomate, cebolla, pimiento y berenjena). Su nombre proviene del verbo catalán “escalivar” que significa asar.

No es este un plato de verdura cualquiera. Nace de la pasión del que ha nacido a orillas del Mediterráneo. Y como siempre, de la cocina sencilla que aprovecha lo que tiene, para cocinar lo que puede. Lo que pasa es que en esta ocasión, lo que la madre naturaleza ofreció no fue otra cosa que esas verduras que crecía con aromas a sal… casi na!! Como para no ponerse a comerlas así por si solas!!!

La escalibada o escalivada es un plato muy sano, apto para vegetarianos (y para los que estén a régimen de adelgazamiento), rico en fibra, sencillo de preparar y muy económico. Sólo hay que tener en cuenta que hay que dejar enfriar la verdura por lo que es una receta que tenemos que elaborar con algo de tiempo. Eso sí, para darle su aquel al plato (que no solo de verdura vive el hombre, la mujer tampoco) se las suele acompañar con unos filetes de anchoa y una hogaza de pan.

Así pues nos ponemos manos a la obra con el segundo plato más conocido de la cocina catalana (el primero es el pan tumaca, en eso estaremos de acuerdo). 

Escalibada


 Ingredientes:




Para la escalibada:

2 cebollas
Un pimiento rojo
Una berenjena
Aceite de oliva






 



Para la tosta:

Una rebanada de pan de un dedo de grosor (nosotros usamos un pan de centeno que hicimos un par de días antes)
6 filetes de anchoa
Aceite de oliva
Una hojas de albahaca (para decorar)







Elaboración:


Para empezar lavamos muy bien la berenjena y el pimiento y los secamos. Ponemos toda la verdura sobre un pedazo grande de papel de aluminio, la pintamos con aceite de oliva y cerramos el paquete dándole un par de dobleces en los extremos.

Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo y la bandeja en la posición central. Introducimos el “paquetito” que habíamos preparado para las verduras y lo dejamos durante aproximadamente 45 minutos. 

Retiramos las verduras del horno y las dejamos reposar sin abrir el paquete durante al menos 10 minutos para que se vaya templando.


A continuación vamos a pelar las verduras. Nos será muy fácil retirar la piel ya, que al estar asada la verdura, sale por sí sola.

Una vez retirada toda la piel, cortamos las hortalizas en tiras y las colocamos cada una en un recipiente a parte (en cada recipiente habremos puesto previamente un chorrito de aceite). Picamos el ajo y se lo añadimos a cada recipiente. Salpimentamos, removemos un poco para que toda la verdura quede impregnada del aceite, la sal y la pimienta y reservamos.




Ahora vamos con la tosta.
 
Para empezar cortamos el pan. Para ello nos hemos valido de un aro de metal (que será en el que montaremos la tosta). Tostamos un poco el pan para que coja la consistencia que necesitamos para que aguante los líquidos de la verdura.





Volvemos a introducir el pan en el aro, lo ponemos sobre un plato y vamos incorporando las verduras: la berenjena primero, después la cebolla y por último el pimiento.






Ahora vamos con la parte más complicada que es la de retirar el aro. Solo debemos agarrar el aro con tres dedos y dar un par de golpecitos suaves sobre el plato, saldrá por sí sólo. 





A comer!!



*Nota: originalmente la escalibada lleva tomate también. Nosotros optamos por no ponerlo (cuestión de gustos) pero si deciden ponerlo, solo deben meterlo a mitad de cocción del resto de la verdura ya que, al tener mucha más agua, se cocinará antes.




11 comentarios:

  1. Ay txikis, que no paráis y no doy abasto!
    Nunca he probado la escalivada aunque sí por separado los ingredientes asados ó fritos, estuve años sin querer probar la berenjena porque me daba que no me iba a hacer mucha gracia y luego sí me gustó pero la verdad es que no la suelo comprar; yo me quedo con la tortilla de ayer, qué rica, la tengo que probar, a mis txikis les gusta mucho la tortilla de patatas a la que le añado un poco de jamón y champis, así que la vuestra también les va a gustar, buen fín de semana, guapos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Maritxu! La berenjena no es lo nuestro, ¿qué le vamos a hacer? Pero la tortilla sí y esa quedó increible!!! Si la haces nos cuentas, ok? Buen finde para ti también!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta este blog de cocina sencilla y que acostumbremos a los niños a comer bien. En mi caso tengo 3 que comen de maravilla, la verdad.
    Pero, ¡que no os gusta la berenjena!!!!! No puedo entender. A mí me encanta, en todas sus variantes. Y los pimientos asados también son mi perdición, así que la escalibada me gusta mucho.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja. Me alegra mucho verte por aquí. La verdad es que lo importante es que a la peque sí que le gustó, esa es nuestra intención, darle a probar todo y que ella decida y si le gusta todo mejor (por ahora nos va bien en nuestro cometido). Gracias x pasar x aquí. Un beso enorme y espero "verte" de nuevo!!

    ResponderEliminar
  5. Oye, que buena la tosta esta. Un día asé esas mismas verduras (tomate tb) y lo trituré a modo puré. Puré de verduras asadas... y estaba bien bueno, un toque diferente, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, seguro q a mi me habría gustado más en puré xq la textura de las verduras así no me mola mucho. Una idea para la próxima. Besitos!

      Eliminar
  6. ¡Que pinta tiene! ¡receta muy interesante!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther. Disculpa porque eliminé tu mensaje por error. En cuanto me sea posible lo pondré de nuevo. Tienes razón, la escalivada se hace en las brasas pero está muy extendido el modo de elaboración en el horno porque es más cómodo, al menos si se elabora en casa. Muchas gracias por pasarte por aquí y por tu apunte. Un saludo

      Eliminar
    2. *Aquí está el mensaje que nos había dejado Esther y que borré sin querer. Mi respuesta está justo encima.
      Disculpen las molestias.

      Anónimo ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Escalivada":

      Solo un apunte. Escalivada viene del verbo escalivar, pero no significa asar en general si no de una forma concreta. La escalivada se hace directamente sobre las llamas del fuego, el sabor es totalmente diferente. Puedes asar las verduras en el horno y seguro que estarán buenísimas, yo de hecho en casa lo hago así, que es más fácil. Pero no será una escalivada.
      Muchas gracias de antemano por tu paciencia. Esther

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.