miércoles, 18 de julio de 2012

Helado de vainilla, chocolate blanco y nueces de macadamia

Buenas!

Siguen los días de calor, es lo que tiene el verano. Y la familia Tartufo, como cada fin de semana, abandona la dieta sana que mantenemos de lunes a viernes, para deleitarnos cada sábado con un postre o alguna de nuestras salidas de tiesto.

En esta ocasión (y por aquí venía lo del calor) nos hemos preparado otro helado. Esta vez toca helado de vainilla con chocolate blanco y nueces de macadamia caramelizadas… sólo con el nombre se nos hace la boca agua.

Como casi siempre, nos inspiramos dando vueltas por el super. En esta ocasión pasábamos por el pasillo de los frutos secos y vimos un paquetito que contenía unas enormes y muy apetitosas nueces de macadamia y se nos ocurrió comprarlas… ya pensaríamos lo que hacer con ellas. Y llegado el día de hoy, que nos apeteció preparar un helado, nos acordamos de que teníamos las nueces de macadamia y con algo de chocolate que teníamos en la nevera surgió esta receta que ha resultado estar muy muy buena.

Ni que decir que este helado recuerda a uno de una marca muy conocida y que para el señor Tartufo es uno de los mejores de la historia (helado de vainilla con nueces de macadamia). Nosotros le hemos dado nuestro toque, añadiéndole el chocolate blanco y el cariñito que le ponemos siempre a todo lo que hacemos.
Vale la pena probarlo. Su textura mezcla la cremosidad del helado con el crujiente de las nueces caramelizadas. Como dice el anuncio… un placer para los sentidos!







Ingredientes:

 
Para el helado

250 de nata fresca
250 de leche
75 gr de chocolate blanco
75 gr de azúcar
4 huevos
3 cucharadas de azúcar invertido
1 vainilla en rama
100 gr de nueces de macadamia caramelizadas

Para caramelizar las nueces

100 gr de nueces de macadamia
100 gr de azúcar
2 cucharadas de agua








Elaboración:


Como siempre que hacemos helado, debemos de haber dejado el vaso de la heladera en el congelador (forrado con papel film) durante al menos 24 horas.

Para empezar preparamos la crema que nos servirá como base para el helado. Para ello ponemos en un cazo la leche y la nata, a las que le añadimos la vara de vainilla que previamente habremos desgranado. Lo dejamos hasta que rompa hervir, momento en el que apagamos el fuego y entonces lo tapamos para que infusione durante 10 minutos aproximadamente.



Mientras, en otro recipiente mezclamos las yemas y con los azucares. 




Agregamos a esta mezcla la de la leche y la nata y removemos hasta que todo quede mezclado homogéneamente.



Llevamos la mezcla al fuego, esta vez al baño maría. Añadimos el chocolate en trozos y vamos removiendo cada tanto hasta que el chocolate se haya disuelto completamente.




Vertemos nuestra mezcla en un recipiente y lo dejamos reposar entre 4 y 6 horas en la nevera. No retiraremos la vara de vainilla para que siga aportándole sabor durante el periodo de reposo.


Ahora vamos a caramelizar las nueces. Para ello ponemos en un cazo el agua y el azúcar al calor.



Mientras se calienta el agua, troceamos las nueces de macadamia en pedazos más o menos grandes (nosotros los pusimos así pero es cuestión de gustos)


Cuando hayamos obtenido un caramelo con un tono rubio, añadimos las nueces rápidamente (para que no siga cogiendo color) y seguidamente las dejamos reposar en un papel vegetal. Nos quedará una especie de bloque compacto ya que el caramelo hará que las nueces se peguen entre sí, no importa ya que después las trocearemos antes de añadírselas al helado.





Transcurrido ese tiempo, retiramos la vara de vainilla y vertemos la mezcla en la heladera.



Troceamos las nueces (el tamaño será a gusto del consumidor, nosotros lo dejamos más o menos grande para que se note) y lo añadimos a mitad de la preparación. Nos reservamos unas cuantas nueces para decorar.


Cuando el helado esté preparado, lo retiramos del vaso de la heladera y lo ponemos en un recipiente en el congelador durante al menos media hora.



Listo para comer!

14 comentarios:

  1. Hola voy hacer este helado que tiene muy buena pinta y aqui tambien hace calor un muxu

    ResponderEliminar
  2. Este helado tiene una pinta riquísima, una pena que no tenga heladera, de todas formas probaré la receta metiéndola al congelador por que tengo muchísimas ganas de probarla!

    Hace 2 semanas empezé un blog, me gustaría que le echases un vistazo, te paso el link por si te apetece visitarlo: http://louissbakery.blogspot.com.es/

    A propósito, me he suscrito a tu blog, que me ha gustado mucho! Gracias por la receta. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Nos alegramos un montón de que te haya gustado. Ya le hemos echado un vistazo a tu blog y está muy chulo, bienvenido a estos mundos.
      La heladera hace poco que la tenemos, un par de meses nada más... pero le estamos dando mucha caña. Ha sido un acierto el comprarla (y sólo fueron 20€).
      Un saludo!

      Eliminar
    2. Si? Pues si la encuentro por ese precio la compraré! Seguro que no hay nada mejor que comer un helado casero en verano, verdad? Un saludo, gracias por el comentario en mi blog :)

      http://louissbakery.blogspot.com.es/

      Eliminar
    3. Buenas otra vez!
      Oye q la heladera la compramos en el Lid´l, estate atento si quieres pillarla xq la ponen de vez en cuando y está genial. Además encontrarás mogollón d recetas específicas para heladeras como esa.
      Un saludo!

      Eliminar
  3. Muy buen blog y unas recetas como la que estoy comentando estupenda....me quedo a seguirte.
    Un saludo
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, nos alegramos un montón de que te haya gustado el blog. Nos pasamos por el tuyo a ver.
      Saludos!

      Eliminar
  4. ¡Que ni pintado para el calorcito de hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen helado viene bien siempre con el calor se agradece aún más!

      Eliminar
  5. Yo ya os veo a la familia Tartufo con el carrito de los helados, jajaja. A este paso, estáis gestando una profesionalidad qué paqué. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al rico helado!!! Chica es que cualquiero cosa nos inspira para hacer un helado... y lo buenos que están!!!

      Eliminar
  6. Ay, yo también soy muy amiga de ese helado comercial de vainilla y nueces de macadamia. Este tiene pinta de ser brutal.
    Ya verás, me pondré a probar estas cosas en noviembre o así. Cuando ya no haga calor, jajaja.

    ResponderEliminar
  7. :D pues no habre comido yo tarrinillas de esas, y frito andaba por hacer una receta parecida, y la verdad es que es muy muy parecida, pero la medio pifie al echarle chocolate blanco, que le cambio el sabor radicalmente apartandolo de su sabor original, pero aun asi muy bueno, eso si, la siguiente sin chocolate blanco! un saludo cernuda!

    ResponderEliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.