viernes, 22 de junio de 2012

Helado de galletas y Maltesers


 Buenas!

Después de la resaca de las vacaciones y del asombroso aluvión de comentarios y visitas tras nuestra última entrada (algo a lo que no estamos acostumbrados y que por supuesto agradecemos y es una verdadera gozada), vuelta a la normalidad y a nuestras recetitas.

Aprovechando estos calores que no están haciendo (al menos aquí en las Canarias) y el recién estrenado verano, hoy les traemos una receta que a nosotros nos ha sorprendido muy gratamente: helado de galletas y Maltesers. Nos explicamos por si alguien nos los conoce: los Maltesers son una bolitas de leche malteada, recubiertas de chocolate con leche o chocolate blanco (en este caso hemos utilizado las de chocolate con leche) que se comercializan en unos paquetitos de color rojo y que no tienen ni colorantes, ni aromas artificiales y además son muy ligeras. Y para quién no lo sepa (nosotros no lo sabíamos) la leche malteada es un producto lácteo realizado a partir de leche en polvo, malta de cebada y harina de trigo y que se emplea en repostería, principalmente para la elaboración de batidos.




Resulta que a la señora y al bebé Tartufo les encantan los Maltesers y por ese motivo de vez en cuando ronda por casa algún paquetito de estas deliciosas bolitas. Así que el señor Tartufo pensó: ¿y si hacemos un helado con ellas? Mmmm… ¡Es una gran idea! Pero, con qué podemos acompañar este chocolate, por que por si solas no iban a tener demasiado sabor. Pues se nos ocurrió acompañarlas con galletas tipo maría (las de toda la vida) y el resultado fue maravilloso.

En principio, el sabor del helado de galleta recuerda a los biberones del bebé Tartufo, es decir, a esos tazones de leche con galletas que todos nos zampábamos cuando pequeños para desayunar… imagínenselo convertido en helado. Y son los Malteser los que le dan ese toque diferente y ese sabor tan deliciosamente crujiente. Con este helado hemos descubierto una base perfecta para nuevas elaboraciones, así podemos hacer helados de galletas con cualquier cosa… será cuestión de ir probando.

Nota: en esta ocasión hemos tirado la casa por la ventana y utilizamos leche fresca del día y crème fraîche (es una crema fresca semejante a la crema agria pero más grasa y menos amarga que se comercializa en botes tipo tupper). Puede que la utilización de estos productos hayan influido en el increíble sabor que hemos conseguido pero perfectamente pueden sustituirse por leche normal y nata.

Esperamos que les guste.


Helado de galletas y Maltesers







Ingredientes:

250 ml de leche fresca
200 ml de crème fraîche
4 yemas de huevo
125 gr de Maltesers (y unos pocos más para decorar al gusto)
80 gr de galletas María dorada
100 gr de azúcar
3 cucharadas de azúcar invertido
Unas gotas de esencia de vainilla






Elaboración:

Para empezar, como siempre tenemos que haber introducido el vaso de la heladera (envuelto en papel film) en el congelador con 24 horas de antelación.

Realizamos la crema que nos servirá de base para nuestro helado. Para ello ponemos en un cazo la leche y la nata al fuego hasta que rompa a hervir para que se unifiquen los ingredientes.


Mientras mezclamos en otro recipiente las yemas con los azúcares y en otro bol machacamos las galletas. 


Una vez la leche haya hervido, añadimos las galletas y removemos bien hasta obtener una especie de puré.


Retiramos del fuego y dejamos reposar un minuto. A continuación añadimos la mezcla de yemas y azúcar y volvemos a remover hasta que todo quede mezclado homogéneamente.


Dejamos reposar la crema durante al menos 6 horas en el frigorífico.


Transcurrido este tipo vertemos la crema en el la heladera. Machacamos los Maltesers y a mitad del proceso de elaboración del helado, los añadimos.




Cuando esté listo retiramos del vaso de la heladera e introducimos el helado en un recipiente y lo dejamos reposar al menos media hora más en el congelador para que coja cuerpo (aunque se podría comer así mismo).


Antes de consumir, es recomendable sacarlo del congelador media hora antes y dejarlo en la nevera. Agregamos los Maltesers que habíamos dejado enteros en el momento de servir.

Esperamos que les haya gustado.






12 comentarios:

  1. ¡Madre mía, vaya pinta! Mañana vamos a Madrid a recoger a mi hijo, que está estudiando allí, y con él en casa, que es el gran devorador de alimentos, voy a animarme y a hacerlo. Pero tengo una duda. El azúcar invertido ¿qué es?
    Gracias por la receta y un abrazo, Tartufos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmela.
    Gracias guapa, nos alegramos de que te haya gustado la receta. Sinceramente está muy pero que muy bueno este helado.
    El azúcar invertido es un preparado a base de azúcar, agua y polvos gasificantes, que se utiliza en la elaboración de helados porque evita la cristalización de los mismos. Vamos, que si utilizamos únicamente azúcar corriente, ésta se cristaliza y nos encontramos hielitos en el helado.
    Tienes un enlace a la receta en la que explicamos como se prepara el azúcar invertido, por si te animas a intentarlo. Es super sencillo y el resultado es profesional.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. mmmmmmmm dios mioooo que cosa mas ricaa tiene q estar estupendo....si es q yo lo digo cada dia mejorrr.saludos VIRGINIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vivi! Ya te digo yo que está increible!!!

      Eliminar
  4. Qué original, de galletas María!
    Pero tengo una duda, si sabe a papilla infantil, ¿la podemos comer los adultos? Es broma..! Muy rico, txikis, habrá que ir pensando en comprar un aparatejo de ésos, mis hijos me lo agradecerán, aunque a ver cómo hago yo para meterme en el bañador del año pasado... ayy, mejor no pensarlo, buen ´"fínde", majos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira Maritxu, tienes que usar nuestro método: nos cuidamos entre semana y el finde... helado que te pego! jajajaj
      Besitos!!

      Eliminar
  5. ¡Qué pinta! en cuanto vuelva al país del sol lo hago y lo pruebo. Elba

    ResponderEliminar
  6. Bueno Elba, cuando lo hagas nos cuentas qué tal. Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Que pinta tiene tiene que estar buenisimo lo hare cuando termine la dieta jaa

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja. También es una buena forma de saltártela un día de estos!

    ResponderEliminar
  9. Uy! Pues claro que me quedo, y más con recetas así. Adoro los maltesers, aunque todavía no tengo heladera. He dicho todavía, jajaja.

    ResponderEliminar
  10. Jajajaja! Pues bienvenida entonces! Yo (señora Tartufo) no estaba muy convencida de comprarla pero tengo que reconocer que ha sido todo un acierto por pate del señor Tartufo.
    Besitos!

    ResponderEliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.