miércoles, 16 de mayo de 2012

Plumcake de platano y chocolate

Buenos dias!!!


 Como ya sabrán existe una pequeña bebé tartufo. La enana necesita comer fruta, razón por la que en ocasiones nos hacemos con cantidades ingentes de fruta que a veces no nos da tiempo de comer y se nos va quedando demasiado madura. 

Y como la comida no se tira (ni en estos tiempos como está la cosa ni nunca), hay que ir dándole salida con soluciones imaginativas. En esta ocasión se nos habían quedado olvidados en la cesta de la fruta cuatro pobres plátanos que estaban ya demasiado pasados (más para la señora y el bebé tartufo a las que les gustan más bien verdes). Así que nos pusimos a bucear por internet a ver si encontrábamos una buena idea para dar salida a nuestro pequeño excedente de bananas. Y fue así que encontramos una receta de plum cake de plátano que tenía una pinta estupenda. Así que manos a la obra que nos pusimos y aquí les dejamos el resultado.

Dos apuntes importantes:
·           
  
     Gracias al Monstruo de las galletas por la receta, nos ha encantado.
·         Ni que decir tiene pero por si acaso: los plátanos de Canarias, eh!!!




Plumcake de platano y chocolate






Ingredientes:

120 gr de mantequilla
160 gr de azúcar
2 huevos pequeños
215 gr de plátanos de Canarias maduros
300 gr de harina
5 gr de levadura
1 yogur natural
50 gr de pepitas de chocolate
Papel de horno







Elaboración:


Para empezar precalentamos el horno a 180ºC y colocamos la bandeja en la posición central (o un punto por debajo si el horno es de 5 puntos). 

A continuación mezclamos la mantequilla (que debe estar en pomada) con el azúcar; cuando hayamos obtenido una crema añadimos el yogur; a continuación vamos agregando los huevos uno a uno, mezclando siempre antes de incluir un nuevo ingrediente. 



 


Seguidamente tamizamos la harina y la levadura y las añadimos a la mezcla anterior. Por último incluimos las pepitas de chocolate y removemos nuevamente. En este punto puede que piensen que algo ha salido mal porque la masa está demasiado dura (al menos yo me temí lo peor) pero no se preocupen, es así. A continuación, batimos los plátanos y los juntamos con nuestra masa. Removemos por última vez y vertemos la mezcla en un molde en el que previamente debemos haber colocado un papel de horno.




 









Introducimos el molde en el horno a 180ºC durante aproximadamente una hora. En mi horno tardó un poquitín más. Cuando hayan pasado 35 minutos se puede abrir el horno y tapar el plum cake con papel de aluminio ya que como va a estar bastante tiempo cocinándose podría dorarse demasiado; en mi caso no fue necesario. Pueden utilizar el truco de meter la punta del cuchillo para averiguar si ya está listo.

 Sacar del horno, esperar un par de minutos (para no quemarnos), desmoldar y dejar reposar en una rejilla.








Ideal como postre o en la merienda, acompañado de un café con leche calentito. ¡Qué aproveche!


2 comentarios:

  1. Qué rico!
    A mis hijos no les va mucho pero ya saben que si no se comen los plátanos es lo que toca; qué gozada desayunar estos bizcochos caseros y no la bollería industrial, ¿verdad?
    Muy bueno también el confit de ayer, me gustaron mucho tus recuerdos de la infancia, hasta mañana!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maritxu, tú siemmpre tan atenta. Mamá tartufo pensó que tampoco le iba a gustar este bizcocho y la verdad es que le encantó, tiene un sabor a plátano muy peculiar. Y sí! Da gusto desayunar un bizcochito casero, hecho con todo el cariño del mundo. Me alegro de que te gustara la entrada del confit (mis recuerdos incluídos jejejej). Un besazo!

    ResponderEliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.