sábado, 19 de mayo de 2012

Crema de calabaza


Buenas! No se ustedes pero en casa de la familia Tartufo tenemos la costumbre de intentar comer sano los día de entre semana y dejar los antojos para el fin de semana. Siguiendo esta “norma” que nos hemos impuesto, cada lunes o martes (con el género todavía fresco porque solemos aprovechar los sábados para hacer la compra) preparamos un plato de verdura, ya sea potaje o crema, que nos dura para un par de días y que nos aporta parte de las vitaminas que necesitamos. Además estos platos le vienen muy bien al bebé Tartufo, que encima los disfruta como la que más ya que le encanta la verdura.
Esta semana nos hemos decantado por una excelente crema de calabaza. Se trata de una receta muy sencilla, con una elaboración muy rápida y que da excelentes resultados. Y es que la comida sana y económica también puede estar deliciosa.
Últimamente han salido al mercado una serie de productos muy fáciles de preparar que estoy segura de que son muy sanos y que además pueden sacarnos de un apuro. Sin embargo, nosotros creemos que como la comida hecha en casa no hay nada, el resultado siempre será mejor que el de cualquier crema de sobre. Y es que la comida hecha en casa a parte de estar preparada con género fresco, es más barata, es más sana y natural, estamos seguros de lo que comemos, no tiene ni colorantes ni conservantes ni aditivos artificiales, y lo más importante, nos aporta la satisfacción de estar cocinando para los nuestros y de que ellos así lo disfruten y además está creada con amor.
La crema de calabaza (como casi todas las cremas de verdura) puede comerse tanto fría (o templada) como caliente. Así podemos disfrutar de ella tanto en invierno como ahora con el calor que estamos pasando. De cualquier manera, acompañada por unos costrones de pan es una delicia.
Como hemos mencionado en recetas anteriores, la calabaza es rica en vitaminas y previene un montón de enfermedades. Hoy vamos a centrarnos un poco en sus propiedades diuréticas, que las tiene y muchas. La calabaza está compuesta en un 90% por agua y tan sólo aporta 13 calorías por cada 100 gr; un plato de 250 gr de crema de calabaza únicamente tiene 168 calorías. Además tiene efecto depurador y laxante, y al mismo tiempo protege el estómago, previniendo y curando la acidez y la gastritis. Por lo tanto está recomendada si estamos realizando cualquier dieta de adelgazamiento o si simplemente nos gusta cuidarnos un poco y comer sano. Así que de cara a la dieta del biquini… todo el mundo a comer crema de calabaza!









Ingredientes: para 4 – 6 personas
 
Una calabaza cacahuete mediana (como la de la foto) o un pedazo grande de calabaza común (aproximadamente kilo y medio de calabaza ya pelada)
3 cebollas
Un puerro
Una papa grande
Agua
Aceite de oliva
Sal












Elaboración:

Para comenzar pelamos y quitamos las semillas y los hilos a la calabaza y la troceamos.



Ponemos una olla al fuego con un chorrito de aceite de oliva. Mientras se calienta el aceite vamos pelando y troceando las cebollas. Las añadimos a la olla a fuego fuerte (sin pasarnos) para que se vaya pochando y mientras vamos troceando el puerro y se lo agregamos a la cebolla.
Dejamos que se poche un poco la verdura y seguidamente añadimos la calabaza al caldero y  la doramos ligeramente para que coja algo de sabor.




A continuación pelamos, lavamos y troceamos la papa y la agregamos a la olla.




Por último añadimos agua hasta casi llegar a cubrir y tras coger un hervor, bajamos un poco el fuego y dejamos que se vaya cocinando poco a poco.



Pelamos la papa, la lavamos y la troceamos. Añadimos la papa al guiso que estará listo cuando ésta se haya cocinado y veamos que la calabaza está tierna.
Trituramos hasta obtener una crema ligera y rectificamos de sal.
Si quieren pueden aprovechar las semillas para preparar un aperitivo sano y hecho en casa. Sólo tienen que lavarlas un poco, secarlas bien con una servilleta y ponerlas a tostar en una sartén añadiendo tan sólo una pizca de sal. Se pelan y se comen igual que las pipas de girasol que estamos acostumbrados a comer. Si no las han probado, anímense porque están muy buenas. Además nos sirven para decorar nuestro plato.



Buen provecho!





4 comentarios:

  1. Qué rico y sobre todo qué sano!
    Oye, qué bien explicáis las cosas, se nota que le dáis mucha importancia a la salud, a la buena alimentación, qué suerte tiene la tartufina, qué bien me la cuidáis, que os vaya todo muy bien, txikis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Maritxu!
      Eso intentamos, que los poquitos que nos leen entiendan que es facil comer limpio, sano y rico, que no hay que pegarse horas en la cocina para cocinar... y que no hace falta comprar cremas de bote en este caso,...
      Maritxu te tendremos que dedicar un dia una receta a nuestra fan nº1!!! :P te apetece algo :D?

      Eliminar
    2. Pero ¿cómo sóis tan encantadores y cariñosos? Me habéis dejado helada, no me esperaba tanto honor, os lo agradezco mucho pero lo único que me apetece es seguir viendo platos tan ricos como los que os he visto hasta ahora y la sonrisa de esa pitufina, ya me voy superfeliz a la cama, tres besazos!

      Eliminar
    3. Para encantadora ya estas tu, no sabes la alegria que nos da al ver un comentario tuyo.. Bueno, lo dejaremos en que si un dia te apetece algo, nos lo pides, ok? un muxu!

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.