martes, 1 de mayo de 2012

Dorada al horno con gambas

Buenas! Esta vez queremos mostrarles una receta elegante y exquisita pero no por ello complicada y mucho menos cara. Una de esas recetas que nos puede servir para quedar bien con las visitas o para una celebración. Se trata de un pescado al horno, bañado con una deliciosa salsa que bien podría valer también para acompañar una carne o pasta.
La señora Tartufo llevaba bastante tiempo insistiéndole al señor Tartufo para que prepararan algún pescado al horno. Así que el señor Tartufo se puso a darle vueltas a la cabeza hasta que se le ocurrió este plato; buscando mostrar una forma diferente de comer pescado de las que estamos acostumbrados.
Para preparar esta receta hemos utilizado una dorada, ya que es uno de nuestros pescados favoritos por muchas razones: exquisito sabor, poco graso, suave, con pocas espinas, buen precio, fácil de encontrar y de gran versatilidad (sirve tanto para hacer una sopa como para comerlo a la plancha). Sin embargo, también se podría hacer con una lubina, corvina, merluza, cherne, etc. Eso sí, les recomendamos que compren el pescado entero (nada de pillar únicamente los filetes) ya que las espinas y la cabeza nos servirán para, junto a algo de verdura, hacer un buen caldo con mucho sabor que nos puede valer para prepara una paella o una sopa de arroz.
Les dejamos con la receta!


Dorada al horno con gambas



Ingredientes:


Una dorada mediana
6 gambas crudas
3 tomates maduros
½ cebolla
¼ de puerro
Un diente de ajo
25 gr de mantequilla
250 ml de nata
100 ml de brandy
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra molida








Preparación:


Para comenzar pelamos las gambas y reservamos las cabezas. Sacamos los lomos del pescado y retiramos las espinas para dejar la carne completamente limpia (también podemos pedirle al pescadero que nos lo haga). Abrimos los lomos en libro e introducimos las gambas (como muestra la foto). Precalentamos el horno a 220ºC.






Ahora vamos con la salsa. Cortamos el puerro y la cebolla en brunoise (muy pequeñito) y los sofreímos con la mantequilla.



Pelamos los tomates, los cortamos en dados y los agregamos al sofrito.A continuación añadimos las cabezas de las gambas y sofreímos.




Seguidamente agregamos el brandy y dejamos reducir hasta que desaparezca el alcohol. Por último añadimos la nata y cocemos a fuego lento durante 3 ó 4 minutos. Rectificamos de sal y pimienta y apartamos del fuego. Colamos y ya tenemos lista la salsa.







Ponemos la dorada sobre un papel vegetal en la bandeja del horno y la cocinamos a 220º durante 5 minutos aproximadamente. Este paso también lo podemos realizar en una sartén pero en el horno resulta más sencillo y más fácil de manipular ya que no tenemos que darle la vuelta.
Retiramos del horno y salseamos. No conviene echar demasiada salsa en el plato ya que de esa forma nuestro pescado perdería protagonismo. Es mejor poner sólo un poco de salsa y el resto verterlo en una salsera para que cada comensal se ponga la cantidad que desee.




Esperamos que les guste!











2 comentarios:

  1. Pescado y horno, lo que más me gusta. Lo haré cuando vuelva a casa y te contaré lo bueno que estaba... Elba

    ResponderEliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.