martes, 23 de diciembre de 2014

Pantxineta


Buenas!

Este finde hemos aprovechado que teníamos en la nevera un hojaldre a punto de fallecer y hemos hecho una de la tartas más sencillas y, a la vez, más resultonas y deliciosas que los Tartufo hemos probado: la pantxineta.

No es la primera vez que la hacemos, de hecho, la receta ya está puesta en nuestro blog desde hace más de dos años, pero es que las cosas cambian (a veces incluso mejoran) y esta vez la pantxineta nos ha quedado todavía más buena y más bonita (además el dispositivo, es decir, la cámara de fotos, también ha mejorado bastante) con lo cual nos hemos decidido a reeditar nuestra antigua receta porque de verdad, un pastel así lo merece.

Se supone que yo (mamá Tartufo) no debo comer dulces ya que mi embarazo (sí, volvemos a ser papás, pos si alguien no se ha enterado) me lo impide... Pero uno al año no hace daño y mañana es noche buena y pasado Navidad jajajaj. Así que esta tarde me pienso merendar el último pedazo de pantxineta que queda en la nevera, no sea que nos vaya a salir el "bebé Tatufo 2º" con una pedazo de pastel en medio de la frente... No me lo perdonaría jajajjaja.

Y ahora, un poquito de cultura gastronómica, que nunca viene mal.

La pantxineta es un postre típico del País Vasco que fue creada a principios del siglo XX por la Casa Otaegui (de la que ya hablamos anteriormente). Como hemos dicho, se trata de un postre muy sencillo, elaborado tan sólo con hojaldre, crema pastelera y almendras.

Yo, que en Donosti soy un poco más que una simple turista, afirmo que nadie debería visitar San Sebastián y volverse a casa sin pasar por Otaegui y probar la pantxineta. Entre tanto, y para los que les queda lejos como a nosotros, pueden ir elaborando esta en casa e imaginar que pasean por la Parte Vieja. No será lo mismo, pero calma un poco la morriña.

Sin más dilaciones, les dejamos (de nuevo) la receta de la pantxineta. 


Gora la Pantxineta!

Pdt: para los más nostálgicos, he decidido dejar la entrada antigua tal y cómo estaba, porque en abril de 2012 (fecha de la publicación original de la receta) también decíamos cosas interesantes a la par que curiosas ;)



"Buenas!

En esta ocasión vamos a hacer uno de los postres preferidos de mi padre, y ahora creo que también puede ser uno de los míos, por nostalgia, o porque simplemente esta delicioso, por alguno de estos motivos es un postre/tarta que tengo en un pedestal.

Guardo con gratísimo recuerdo ver entrar a la que fuera mi jefa, Espe, del restaurante Mendizorrotz en Igueldo, con una pantxineta tamaño mas que familiar, que vendíamos todos los fines de semana templándola un poquito al microondas, apenas 30 segundos, y acompañadas con lo que el cliente quisiera, muchas veces solas o con una simple bola de helado. La cuestión es que se vendía en un periquete, y el secreto cual es? Pues la pastelería Otaegi, ni mas ni menos, la mejor pantxineta que yo conozco, no conozco muchas la verdad, porque siempre compramos la misma, quizás yo sea un ignorante en esta materia, pero desde luego esta pastelería es de las de solera, de las de antes, y es conocida precisamente por este pastel, hojaldre de la mejor calidad, relleno de una crema deliciosa, almendras tostadas, y ya esta! No tiene mas! Por desgracia para mi, yo no poseo la receta de esta mítica pastelería, ya me gustaría, pero he hecho una que encontré en un libro de Pedro Subijana, para algunos no necesitara presentación, pero para los otros, les diré que es uno de los cocineros mas grandes que ha dado este país, que sin hacer ningún tipo de ruido, su restaurante Akelarre tiene 3 estrellas Michelin ganadas a pulso, y que año tras año las mantiene, por algo será…  

Bueno, que ya me estoy pasando de la ralla y voy a aburriros mas de la cuenta, la crema pastelera de esta receta tiene un toque especial, que sin ser nada extraño, le da ese toque que yo considero la hace perfecta para la pantxineta, y que sino es la receta autentica de Otaegi a mi me parece muy parecida, tanto en textura como en sabor, así que ya sabéis, encender el horno, sacar el rodillo, y a por ella! Y acordaos, mejor templada!"




Ingredientes: (para 2 personas)
Para la masa:
Dos láminas de hojaldre refrigerado (preferiblemente redonda)
Una yema de huevo
Un buen puñado de almendras troceadas
Azúcar glass

Para la crema:
¼ l de leche
Un huevo entero y una yema
60 gr de azúcar
25 gr de almendra en polvo
15 g de harina
15 gr de harina de maiz
5 gr de mantequilla
Piel de naranja y de limón
Una rama de canela


Preparación:

Para comenzar este postre tenemos que prepara una crema pastelera a la que añadiremos almendras
En primer lugar pondremos al fuego la leche con la cáscara de naranja y de limón y la canela, hasta que hierva, cuando hierva tapamos para infusionar 5 minutos.

Por otro lado pondremos el huevo y la yema en un bol y les añadimos el azúcar. Removemos bien e incorporamos las dos harinas tamizadas. A continuación agregamos a este recipiente la leche y mezclamos bien.En este punto añadimos las almendras en polvo.

Seguidamente debemos verter toda la mezcla de nuevo en el caldero pero esta vez al baño maría, sin dejar de remover hasta que espese y tenga consistencia de crema. Retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y mezclamos bien hasta que ésta se derrita. Reservamos para que se vaya enfriando.

Ahora vamos con el hojaldre que deberemos poner sobre un molde desmontable el cual podemos engrasar previamente por seguridad (o directamente sobre un papel vegetal en la bandeja del horno). Pinchamos toda la base con un tenedor y cocemos en blanco, es decir, poniendo un buen puñado de garbanzos sobre el hojaldre para evitar que este "suba" durante la cocción (estos garbanzos los podemos guardara en un tarro y destinarlos siempre a este tipo de cocciones). Debemos seguir las pautas indicadas en el envase del hojaldre que suelen ser unos 10 minutos a 200º.

Una vez el hojaldre esté cocido lo sacamos del horno y pintamos los bordes con yema de huevo y a continuación agregamos la crema pastelera encima. Cubrimos con otra lámina de hojaldre, cerramos los bordes doblando los extremos y pintamos todo el exterior de nuestra pantxineta para que adquiera un apetitoso color dorado.

Por último esparcimos la tarta con las almendras troceadas y la introducimos en el horno a 180ºC durante aproximadamente 15 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado. Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glass. Mejor si se come templada.

*Nota: en esta ocasión hemos evitado poner el azúcar glass, intentando restarle algo de azúcar al pastel, y queda igual de bueno así que lo dejamos a gusto del consumidor.

Gora!

Nota 2: En esta ocasión hicimos un pastel gran (con un molde de 24 cm) y otro pequeñito porque nos sobró algo de masa. La vez anterior hicimos dos porciones individuales (y otras dos más pequeñitas para bebé tartufo), cortando la masa en círculos pequeños. Una vez más, a gusto del consumidor.




Buen provecho!

7 comentarios:

  1. Buenos dias ,que buenas pintas porfavor......no se a que me recuerda jjajajajaajja pero tiene que estar buenisimooooo!!!! como siempre esta familia superandose jijiji.saludos virginia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Virginia! un pajarito me ha dicho que alguna vez te has dejado caer por el Pais Vasco, y nunca has probado esta maravilla??? ya sabes lo que tienes que hacer la proxima vez! o mejor, hazla en casa :P

      Eliminar
  2. Que bonita foto y que buena pinta tiene! Ya hacia tiempo que no entrábamos a veros, y ya os echábamos de menos :) un beso familia y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicas!! Feliz año para ustedes también. Nosotros es que estamos más que perdido por muy diversos motivos así que nos veremos menos pero nos veremos. Muchos besos!!

      Eliminar
  3. Hola! Me paso por aquí por primera vez, atraída por la receta de la riquísima pantxineta. La he comido en bastantes ocasiones, aunque hace mucho que no lo hago, lo que estoy dispuesta a corregir preparándola en casa muy pronto. Espero que no decepcione, jeje.

    Tengo una duda sobre vuestras indicaciones: Cuando habláis de harina de maiz, ¿es exactamente eso, o os estáis refiriendo a Maizena?. Mi experiencia con los postres me ha enseñado que cualquier detalle pequeño puede marcar grandes diferencias...
    Muchas gracias por darnos estas maravillas. Prometo pasarme a contaros cómo me ha quedado.
    Un abrazo. Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Nos referimos a la Maicena de toda la vida pero por aquello de no poner marcas... Pero haces bien en preguntar!
      Ya verás como te sale genial y te lo agradeceremos un montón si te pasas a contárnoslo.
      Besos!!

      Eliminar
  4. Es uno de mis favoritos! Y me sale riquísimo!
    Gracias por tu receta!

    ResponderEliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.