viernes, 6 de abril de 2012

Muslitos de pollo rellenos de champiñones y manzana con salsa de almendras


¡Buenas!

Hace unos días se nos ocurrió hacer una receta de jamoncitos de muslo rellenos pero no se nos ocurría una buena idea para la farsa. El señor Tartufo se lo comentó a su  amá (que está realizando un curso de cocina) y ésta le dijo que tenía una receta en la que utilizaban manzana reineta y hongos para rellenar los muslos de pollo. Y resultó ser que nosotros teníamos en la nevera una bandejita de champiñones y manzanas royal gala. Con esa base principal y algo de imaginación realizamos nuestra propia versión de la receta de la amá. ¡Y resultó quedar deliciosa! 

Advertimos que esta receta resulta algo laboriosa de hacer porque hay que deshuesar los jamoncitos (aunque también se pueden comprar deshuesados pero a nosotros nos va la marcha) para luego rellenarlos, pero les aseguramos que el resultado vale la pena. La ventaja de comprarlos con hueso es que luego estos te valen para hacer el caldo con el que se prepara la salsa.

En esta ocasión, no hemos hecho guarnición porque como sólo éramos dos a comer y teníamos 6 jamoncitos, si además lo acompañábamos de otra cosa iba a resultar demasiada comida. Pero irían geniales acompañados de un arroz salteado con verduras, unas papas panadera o unas verduritas... al gusto del consumidor.

¡Vamos con ella!


Muslitos de pollo rellenos de champiñones y manzana con salsa de almendras


Ingredientes:



Para los muslos:

6 jamoncitos de muslo
1 manzana royal gala (o la que más te guste)
150 gr de champiñones
1/2 cebolla
1 dientes de ajo
2 hojas de laurel
50 ml de vino blanco
30 gr de mantequilla
1/2 cuchara sopera de harina
Sal
Pimienta blanca
Aceite


Para el caldo:

Los huesos de los muslos
1/2 cebolla
Agua

Para la salsa:

1/2 cebolla
35 gr de almendras crudas troceadas (también pueden ser fileteadas)
Un diente de ajo
Una nuez de mantequilla


Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es deshuesar el pollo para preparar el caldo con los huesos. Para ello hay que agarrar el muslo por el lado contrario a donde lo cogemos para comerlo y hacer unos cortes en la zona para ir separando lentamente la carne del hueso. Nos ayudaremos de una puntilla (que debe de estar siempre pegada al hueso) para ir despegándolos poco a poco y con mucho cuidado para no romperlo. Al principio es complicado pero con la práctica irán cogiendo soltura.

A continuación ponemos un cazo con media cebolla y los huesos y añadimos agua hasta cubrir. Lo dejamos hervir aproximadamente un cuarto de hora.

Mientras, vamos preparando el relleno para que esté tibio a la hora de introducirlo en los muslos y así no nos quememos. Para ello picamos en brunoise (es decir pequeñito)  la cebolla, el ajo y los champiñones y lo salteamos. Cuando esté todo pochado añadimos la manzana cortada en daditos y la dejamos uno o dos minutos. Seguidamente echamos el laurel y la harina para que haga masa y la cocinamos para que no de sabor a cruda. Añadimos el vino y removemos bastante para que se mezcle bien y a continuación agregamos 1/2 cucharón del caldo de ave que habíamos dejado al fuego. Salpimentamos al gusto y lo dejamos un par de minutos más.


En este punto, ponemos el horno a precalentar a 180º con la bandeja en el medio. Introducimos el relleno en los muslos presionando con una cuchara para que entre la mayor cantidad de mezcla posible.


Les damos forma de muslo y los metemos individualmente en papel de aluminio (como muestra la foto). Cerramos los paquetitos y los metemos en el horno durante 12 minutos.


Para preparar la salsa cortamos la cebolla y el ajo en brunoise y los ponemos a rehogar con la mantequilla, a fuego medio para que la grasa no se queme. Cuando esté pochado añadimos las almendras y las doramos. Agregamos el resto del caldo y lo dejamos reducir hasta la mitad. A continuación lo pasamos por la batidora y lo colamos para que quede una salsa más fina. Y por último salpimentamos.

Transcurrido el tiempo de horno dejamos enfriar los paquetitos y los abrimos.


Dispondremos los muslitos acompañados de la salsa y la guarnición escogida. Opcionalmente podemos añadir un puñadito de almendras más para que la salsa quede más bonita.

Esperamos que les guste tanto como a nosotros.


3 comentarios:

  1. ESTA RECETA RESULTA MUY AGRADABLE DE COMER Y SITIENES INVITADOS QUEDAS MUY BIEN

    ResponderEliminar
  2. "a nosotros nos va la marcha"???

    JAJAJAJJAJAJJJJA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos va, nos va! creo que ya se nos va viendo el plumero, no? :P

      Eliminar

Si te ha gustado déjanos un comentario, nos hará mucha ilusión.
Si no te ha gustado déjanos un comentario, nos servirá para mejorar.